Washington. El gobierno de Estados Unidos pidió este jueves a dos diplomáticos cubanos acreditados ante la ONU que abandonen el país de forma “inminente” tras acusarlos de participar en “actividades perjudiciales para los intereses nacionales” y de abusar de los privilegios de su residencia.

“El Departamento de Estado notificó hoy al Ministerio Cubano de Relaciones Exteriores que Estados Unidos exige la salida inminente de dos miembros de la Misión Permanente de Cuba ante la ONU por abusar de los privilegios de su residencia”, según un comunicado.

La portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus, escribió en un tuit, el cual borró después, que los diplomáticos participaron en “actividades perjudiciales para EU”

El Departamento de Estado también pidió al resto de los diplomáticos de la misión cubana que permanecieran en la isla de Manhattan, en Nueva York, donde está la sede de la ONU.

“Vamos a seguir investigando a cualquier otro funcionario que haya estado manipulando los privilegios de su residencia”, agregó el comunicado.

Los lazos con Cuba se congelaron a la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump en el 2017. Y en el centro del deterioro de las relaciones bilaterales se encuentra el apoyo de Cuba al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, que Estados Unidos busca atajar con una batería de sanciones que han perjudicado a la economía de la isla.

Cuba rechaza la decisión

Mientras que el canciller cubano, Bruno Rodríguez dijo en su cuenta de Twitter, que: “Rechazo categóricamente injustificada expulsión de dos funcionarios de la Misión Permanente de Cuba en ONU y endurecimiento de restricción de movimiento a los diplomáticos y familias”.