Debido a la emergencia sanitaria por Covid-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) extenderán de manera indefinida la política de la era Trump que permite la expulsión inmediata de migrantes indocumentados que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México.

La orden de salud pública, conocida como Título 42, fue impulsada por el ex presidente Donald Trump en marzo del 2020 y ha generado el rechazo de cientos de miles de migrantes y solicitantes de asilo.

"La introducción de tales no ciudadanos, independientemente de su país de origen, que migran a través de Canadá y México hacia Estados Unidos, crea un peligro grave de introducción del Covid-19 en Estados Unidos, y el peligro aumenta", puntualizó la agencia en un comunicado emitido el lunes.

Y reiteró que: "la orden sigue siendo necesaria para proteger la salud pública".

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por su sigla en inglés) precisó que continuará procesando a las personas.

“Bajo el Título 42, el DHS continúa expulsando a la mayoría de los adultos solteros y, en la medida de lo posible, a las familias que se encuentran en la frontera suroeste", detalló en un comunicado.

El DHS aseguró que la administración Biden-Harris continúa trabajando para construir un sistema de inmigración justo, ordenado y humano, incluso ampliando las vías legales hacia los Estados Unidos y desalentando la migración irregular.

En lo que va del año fiscal 2021, que comenzó en octubre pasado, más de 750,000 inmigrantes han sido expulsados bajo el Título 42. En junio pasado, 103,014 extranjeros que ingresaron por la frontera sur fueron regresados a México debido a esta norma.

De marzo a septiembre del año fiscal 2020 fueron expulsadas 197,043 personas.