Washington. Un buque de la Armada de Estados Unidos efectuó disparos de alerta contra navíos ligeros de ataque iraníes que se habían acercado a un submarino estadounidense y sus naves escolta en el estrecho de Ormuz, en el Golfo Pérsico, informó el Pentágono el día de ayer 10 de mayo.

En el segundo de esos incidentes en dos semanas, 13 barcos rápidos de la Armada de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC-N) se acercaron a alta velocidad a siete navíos de la armada estadounidense. Cuando estaban a 137 metros, uno de los barcos estadounidenses disparó dos ráfagas de 30 tiros hasta que se alejaron, dijo John Kirby, portavoz del Pentágono.

"Lamentablemente, el acoso por parte del IRGC-N no es un fenómeno nuevo", expresó Kirby. "No es seguro. Es el tipo de actividad que puede llevar a que alguien resulte herido y puede llevar a un error de cálculo real en la región", acotó.

A fines de abril, tres embarcaciones rápidas de ataque y patrullaje costero iraníes lanzaron disparos de advertencia cuando se acercaron a dos embarcaciones estadounidenses en aguas internacionales en la parte norte del Golfo Pérsico.

Y a principios de ese mismo mes, cuatro embarcaciones de la Guardia Revolucionaria se acercaron a dos barcos patrulla de la Guardia Costera de Estados Unidos, cruzando frente a la proa sin hacer caso de las advertencias.