Madrid. El grupo terrorista vasco ETA anunció que “disolvió completamente todas sus estructuras”.

En una carta fechada el 16 de abril, pero hecha pública el miércoles por el diario online eldiario.es, ETA reconoce su responsabilidad al no resolver el “conflicto político” vasco.

En respuesta al anuncio, el ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, prometió seguir investigando los crímenes no resueltos atribuidos a la ETA.

“Nada obtuvieron los miembros de ETA por dejar de matar y nada van a obtener por hacer una declaración que ellos llaman de disolución”, añadió.

El anuncio, sin embargo, advierte de que lo que el grupo armado considera un “conflicto” con España y Francia sigue abierto: “El conflicto no comenzó con ETA y no termina con el final del recorrido de ETA”.

Surgido en 1958 durante el régimen del general Francisco Franco, ETA, cuyas iniciales significan Euskadi ta Askatasuna (País Vasco y Libertad), mató a 853 personas en su campaña armada para crear un estado independiente en el norte de España y el sur de Francia, de acuerdo con un recuento del ministerio del Interior.

La carta se dio a conocer más de una semana después de otro mensaje difundido por medios vascos en el que el grupo pedía perdón a una parte de sus víctimas y reconocía “el daño causado”.