Un "montón de gente" fue impedida de volar hacia Estados Unidos desde el Aeropuerto Internacional de Dubái tras la prohibición de viajes de Estados Unidos a siete países de mayoría musulmana, dijo este lunes el presidente ejecutivo del operador del aeropuerto.

"El efecto ha sido muy mínimo por el momento. No tenemos las cifras exactas, pero literalmente hubo que velar y repatriar a un puñado de gente a su punto de origen", dijo el presidente ejecutivo de Dubai Airports, Paul Griffiths, a la estación de radio Dubai Eye en una entrevista el lunes.

El aeropuerto de Dubái es el más concurrido del mundo para viajes internacionales y el cuartel central de Emirates , la aerolínea de vuelos de larga distancia más grande del mundo.

El viernes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, suspendió el ingreso al país de personas procedentes de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen. La decisión sorprendió a las aerolíneas, lo que provocó dificultades para hacer cumplir las nuevas reglas.

Emirates tuvo que cambiar el domingo al personal en vuelos hacia Estados Unidos para "cumplir con los más recientes requerimientos" y previamente dijo que "un número muy pequeño" de pasajeros había sido afectados por la prohibición.

El domingo, el aeropuerto Internacional de Abu Dabi remitió preguntas sobre el número de pasajeros afectados por la prohibición a la aerolínea que tiene ahí su centro de operaciones, Etihad Airways.

Etihad afirmó previamente que "varios de nuestros pasajeros" fueron afectados y que había "tomado medidas para asegurar que no hubiera problemas para vuelos que salgan en las próximas semanas". La aerolínea no entregó más detalles.

erp

NOTICIA: Protestan en Nueva York contra veto a musulmanes

NOTICIA: Trump justifica medidas migratorias