Dubai. Irán derribó un avión no tripulado de vigilancia naval estadounidense cerca del Estrecho de Ormuz, confirmaron funcionarios iraníes y estadounidenses, acto que se agrega a las tensiones que crecen semana en la región del Golfo Pérsico.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán dijo en un comunicado que el tipo de dron es un Halcón Global RQ-4, y volaba en el espacio aéreo iraní sobre la provincia de Hormozgan, al sur del Estrecho de Ormuz.

El Comando Central de los Estados Unidos (Centcom) negó que la aeronave estuviera en el espacio aéreo iraní. El ataque “irresponsable ocurrió cerca de los corredores aéreos establecidos entre Dubai, Emiratos Árabes Unidos y Omán, posiblemente poniendo en peligro a civiles inocentes”, dijo el teniente general Joseph Guastella, quien comanda las fuerzas aéreas estadounidenses en la región.

“¡Irán cometió un gran error!” escribió Donald Trump en su cuenta de Twitter.

El caso, a la ONU

Irán dijo que iría a la ONU para demostrar que el dron espía estadounidense que fue derribado había entrado en el espacio aéreo iraní, al contrario de lo que afirma Washington.

“Llevaremos esta nueva agresión a la ONU y demostraremos que Estados Unidos está mintiendo”, tuiteó el canciller iraní Mohammad Javad Zarif.

“Los informes de que el avión estaba sobre Irán son falsos”, dijo. “Éste fue un ataque no provocado contra un activo de vigilancia estadounidense en el espacio aéreo internacional”, comentó un vocero de Centcom, el capitán de la Marina, Bill Urban.

Es la segunda vez en este mes que el ejército de EU confirma el derribo de un avión no tripulado, luego de lo ocurrido el 6 de junio con un dron tipo MQ-9 Reaper. El Pentágono dijo que fue derribado por fuerzas hutíes de Yemen, aliadas con Irán.

Pero la destrucción de un RQ-4 es mucho más significativo, considerando su tamaño y valor. Con una envergadura de 131 pies, cada Global Hawk vale más de 100 millones de dólares, está lleno de sensores y puede volar a grandes alturas de más de 55,000 pies para observar amplias áreas con autonomía superior a más de un día.

La tensión aumenta.