Londres. VARIOS AEROPUERTOS, tribunales y más de 10,000 escuelas se incluyeron entre los servicios afectados por una huelga del sector público en toda la Gran Bretaña este jueves, al escenificar cientos de miles de empleados lo que los sindicatos llamaron la mayor huelga en una generación.

Organizadores sindicales afirmaron que más de 750,000 empleados públicos participaron en marchas durante  la huelga masiva de un día, incluyendo maestros, profesores, personal de tribunales y otros servidores públicos. El movimiento fue para protestar por los cambios que se proponen en su sistema de pensiones.

Las huelgas constituyen la primera revuelta importante en contra del ambicioso plan del gobierno conservador de recortar 128,000 millones de dólares en gasto del gobierno en los próximos cuatro años.

La justificación para la profunda reforma al sistema de pensiones, según el gobierno, es la misma que para el programa de austeridad como un todo que pretende el país: los actuales niveles de gasto son insostenibles.

Sin embargo, al igual que otros empleados del sector público en toda Europa, los manifestantes en Gran Bretaña afirman que resulta aberrante que millones de trabajadores sean obligados a cargar con el enorme peso de reducir un déficit que se infló desproporcionadamente durante la reciente crisis financiera. 

En los términos de los actuales planes de reforma de pensiones, los trabajadores del sector público tendrían que laborar más tiempo y aportar una cantidad mayor de sus ingresos, generalmente para quedarse con pensiones más reducidas.

No nos están concediendo ninguna recompensa , dijo una maestra quien se dirigía en el tren subterráneo a una manifestación en el centro de la capital. Afirmó que lo único que buscan ella y muchos como ella es el plan de pensiones que les prometieron cuando ingresaron al magisterio. Ahora nos pretenden obligar a trabajar más, cargar con más impuestos para obtener al final del día menos de lo que percibimos hoy .

En el aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico en Europa, advirtieron al público que habría demoras debido a que las filas migratorias se multiplicaron por la escasez de agentes. El gobierno británico insistió en que tiene planes de contingencia para enfrentar la crisis de personal y que su primera prioridad es asegurar sus fronteras y sus puertos de entrada.

Los tres principales sindicatos de maestros y el más grande sindicato de empleados civiles, servicios públicos y comerciales participaron en la huelga del jueves, pero muchas otras centrales han advertido que se trata de apenas el inicio de una acción sindical monumental si no se resuelve el tema de las pensiones.

Bajo las propuestas presentadas por John Hutton, el exministro de Pensiones del Partido Laborista, la edad de retiro del sector público se ajustará a la del privado, que subirá gradualmente a 66 años para el 2020. Además, las pensiones se basarán en promedios salariales de carrera y no en los salarios finales, que resultaban mucho más generosos. Las aportaciones de los trabajadores a sus pensiones subirán tres puntos.