Washington. UN GRUPO que entró a robar a la Embajada de Corea del Norte en Madrid el pasado febrero, se adjudicó el acto el pasado martes en su página web.

Se trata del grupo Free Joseon cuyo principal objetivo es derrocar a Kim Jong-un, y para ello, decidió entregar los objetos robados al FBI diciendo que la información tiene “enorme valor potencial”.

Un juez en España levantó una orden de captura contra un estadounidense, un mexicano y un surcoreano por haber participado en el robo.

La participación de Free Joseon en el robo fue reportada por primera vez por The Washington Post hace dos semanas.

Cuando se le preguntó al Departamento de Justicia sobre la posibilidad de extraditar a Madrid a los tres acusados, la vocera Nicole Navas Oxman, dijo que el departamento “no hace comentarios públicos sobre negociaciones con gobiernos extranjeros sobre asuntos de extradición”.

Free Joseon, también conocido como el grupo de Defensa Civil de Cheollima, rechazó lo que publicaron medios de comunicación españoles sobre la forma en que robaron a la Embajada: golpeando y amordazando al personal.

“Todos los ocupantes de la Embajada fueron tratados con dignidad y con la precaución necesaria”, escribió el grupo. También afirmó que “ningún otro gobierno” estaba al tanto de la redada hasta después de que ocurriera. Los informes iniciales de los medios de comunicación en España afirmaban que la CIA estaba involucrada.

El grupo dijo que las embajadas de Corea del Norte no funcionan como cualquiera de las embajadas de otros países. “Son centros de narcóticos ilícitos y tráfico de armas, medios para el fomento de la propaganda de un régimen totalitario que sistemáticamente comete crímenes contra la humanidad”.