Londres. El Dalai Lama manifestó su temor a que China podría haber conspirado para matarlo, al haber entrenado a agentes de sexo femenino colocando veneno en su cabello y ropa, dijo el líder budista tibetano al periódico británico Sunday Telegraph.

China, que ha gobernado el Tíbet desde 1850, ha acusado en repetidas ocasiones a exiliados tibetanos, entre ellos al Dalai Lama, de avivar la disidencia en contra de su gobierno. El líder espiritual huyó a India en 1959 después de un fallido levantamiento.

El año pasado, el Dalai Lama fue advertido de que agentes chinos habían entrenado a mujeres tibetanas para asesinarlo, informó el Sunday Telegraph.

Consultado sobre el complot de asesinato, el Dalai Lama dijo: "Oh, sí. Con veneno en el pelo y en la bufanda (...) Supuestamente buscando recibir mi bendición. Recibimos ese tipo de información".

"No sé si es 100% correcta o no. No hay posibilidad de cotejar", añadió en un precario inglés en un video publicado en el sitio web del Sunday Telegraph.

Los comentarios del Dalai Lama siguen una serie de protestas contra el control chino en zonas tibetanas del país, las que provocaron que el gobernante Partido Comunista endureciera la seguridad.

Se espera que el ganador del Premio Nobel de la Paz, de 76 años, visitara la catedral de St Paul en Londres para recibir los 1.7 millones de dólares del Premio Templeton por su labor en pos de fomentar la dimensión espiritual de la vida.