Ginebra.- El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo el lunes que está negociando con las autoridades sirias y combatientes de la oposición sobre un "cese en los combates" para llevar ayuda humanitaria a los civiles más golpeados por el conflicto.

El CICR está estudiando varias posibilidades para ofrecer ayuda humanitaria que se necesita con urgencia. Esto incluye un alto el fuego en las áreas más afectadas para facilitar acceso rápido de la Media Luna Roja y el CICR a la gente necesitada", dijo la portavoz jefe del Comité, Carla Haddad.

Fuentes diplomáticas dijeron a Reuters que el CICR, con sede en Ginebra, la única agencia internacional que tiene trabajadores humanitarios en Siria, quiere un alto el fuego de dos horas en puntos calientes como Homs, donde los bastiones de la oposición llevan semanas bajo ataque.

Las conversaciones con las autoridades sirias y "todos aquellos implicados en los combates" siguen siendo confidenciales, señaló Haddad, declinando dar más detalles.

Desde el inicio hace casi un año de las revueltas contra el presidente sirio, Bashar el Asad, la agencia humanitaria independiente ha distribuido alimentos y suministros médicos a civiles de ciudades como Derá y Homs.

Pero al intensificarse la represión en las últimas semanas, las ambulancias de la Media Luna Roja siria han tenido más problemas para llegar a zonas controladas por los rebeldes y evacuar al creciente número de heridos, según el CICR.

La organización señaló la semana pasada que algunas zonas sufren graves desabastecimientos de comida.

El lunes, los activistas de la ciudad occidental de Hama dijeron que el Ejército, la policía y milicias habían establecido decenas de bloqueos de carreteras, aislando a los barrios entre sí.

apr