La crisis ucraniana llegó a Sochi, donde una esquiadora de este país y su padre, técnico suyo, anunciaron su retirada en protesta por el uso de la fuerza por parte de su gobierno.

Bogdana Matsotska y Oleg Matsotski declararon estar "indignados" por la negativa del presidente Viktor Yanukovich a dialogar con los manifestantes, en una crisis que ha causado decenas de muertes en las manifestaciones de la oposición.

FOTOGALERÍA: Rompen tregua en Ucrania

Son los primeros deportistas de la delegación ucraniana que se retiran de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi-2014, que finalizan este domingo, debido a la violencia que se ha extendido en los últimos días en la república exsoviética, sobre todo en su capital Kiev.

"Como muestra de protesta contra los comportamientos dignos de matones con los manifestantes, dejamos de participar en los Juegos Olímpicos de Sochi", escribió Matsotski en su cuenta de Facebook, en una declaración que también fue firmada por su hija.

"Ahogó las esperanzas de Ucrania en un baño de sangre... "Gloria a Ucrania, gloria a sus héroes", añadieron en su carta, escrita en ucraniano.

Matsotska, 27 en el supergigante y 43 en el eslalon gigante, estaba inscrita en el eslalon del viernes.

La esquiadora procede de la ciudad de Kosiv, en la región de Ivano-Frankivsk, un bastión de las manifestaciones anti-Yanukovich.

El Comité Olímpico Ucraniano anunció que los deportistas y sus acompañantes en Sochi guardarán en un minuto de silencio en memoria de las víctimas en el país.

ERP