San José. El exministro oficialista Carlos Alvarado Quesada se convirtió este domingo en presidente electo de Costa Rica, tras vencer en un polarizado balotaje al predicador evangélico Fabricio Alvarado, tras una campaña marcada por la discusión en torno a la religión y el matrimonio homosexual.

Con 90,62% de las mesas de votación escrutadas al cierre de ésta edición, Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC, centroizquierda), obtuvo 60.66% de los votos frente a 39.34% de su contrincante, del conservador Restauración Nacional (RN), un partido nacido de las iglesias neopentecostales.

“Fue un triunfo del candidato que pregonó un discurso de amor y tolerancia”, comentó eufórico Rodrigo Echeverría, de 48 años, quien salió a celebrar el resultado al centro de la capital.

La votación se polarizó por el surgimiento del tema del matrimonio homosexual, luego de que en la primera ronda Fabricio Alvarado planteara el retiro de Costa Rica de la Corte Interamericana de Derechos Humanos tras un pronunciamiento de esa instancia favorable a las uniones de personas del mismo sexo.

Carlos Alvarado defendió el derecho de las parejas homosexuales a casarse, que la legislación costarricense actualmente prohíbe, y postuló una agenda de defensa de los derechos humanos.

reconoce triunfo

Tras la divulgación del resultado, el candidato perdedor dijo que llamó a su contrincante para felicitarlo.

“No ganamos la elección pero podemos aceptar este resultado con la frente en alto”, declaró Fabricio Alvarado en un mensaje ante centenares de seguidores congregados en el oeste de la capital.

Su partido RN alcanzó 14 diputados en la Asamblea Legislativa, de 57, la segunda mayor fuerza parlamentaria, por lo que tendrá una alta cuota de poder en el próximo período, que inicia el 1 de mayo.

Las calles de San José fueron tomadas por carros que pitaban y personas que ondeaban banderas rojiamarillas del PAC, fundado en 2000 y que este domingo ganó su segunda elección consecutiva.

El resultado de la votación desbordó lo anticipado por las encuestas, que apuntaban a un empate técnico hace poco más de una semana.

En la primera ronda electoral, el 4 de febrero, Fabricio Alvarado fue el candidato más votado con 24.9% de los sufragios, y Carlos Alvarado consiguió 21.6%.  La ley electoral de Costa Rica requiere un mínimo de 40% de los votos para ganar en la primera ronda.

Cuando asuma en mayo, el novelista y politólogo de 38 años se convertirá en el presidente más joven en la historia de Costa Rica, la democracia más antigua del continente.