Leigh Winner, una analista del gobierno de 25 años, fue arrestada en Augusta, Georgia, tras ser acusada de entregar información clasificada de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) a una organización de noticias.

Este lunes, el sitio web The Intercept presentó el documento con partes redactadas que le fue filtrado y que dice haber verificado independientemente, en el que la NSA indica que hay sospechas de que la inteligencia militar rusa trató de hackear los sistemas de una productora de software de votación y envió correos electrónicos de pesca de información a un centenar de funcionarios electorales en todo el país.

De acuerdo con el documento del NSA presentado, los agentes rusos obtuvieron más de 120,000 direcciones de correos asociadas con organizaciones gubernamentales estadounidenses y enviaron mensajes con la intención de obtener claves y accesos.

Según el documento de la NSA, los rusos hackearon una compañía de sistemas de votación usando una alerta falsa de Google que exigía ingresar credenciales del usuario. Además, usó una cuenta de correo falsa de otra empresa para buscar datos de usuarios vinculados con la organización electoral en diferentes estados.

Pero en el informe no se habla de hackeo de máquinas de votación, ni indica si la información que pueden haber obtenido los operadores rusos podía ser usada para penetrar esos sistemas.

Winner reconoció a los agentes del FBI que ella había imprimido el texto y que tuvo contactos con un medio online. The Intercept asegura que el documento le fue entregado de manera anónima.