El Congreso de Honduras aprobó el jueves al gobierno la emisión de 600 millones de dólares en bonos soberanos para el pago parcial de deudas de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) con proveedores de energía y acreedores bancarios locales, dijeron funcionarios y legisladores.

La estatal ENEE, que opera como un monopolio en el mercado de suministro de electricidad en Honduras, está acosada por severos desequilibrios financieros debido a pérdidas en la red de distribución y enfrenta una deuda de unos 2,300 millones de dólares, según funcionarios.

"Este dinero es principalmente para el pago de deudas por el suministro de energía eléctrica a muchas empresas generadoras medianas y pequeñas acreedoras de la ENEE", dijo la viceministra de Finanzas, Lilian Rivera.

En el decreto aprobado por el poder Legislativo se establece que los fondos que se capten con la emisión de bonos soberanos se podrán destinar también al "reperfilamiento de deudas, pago anticipado de títulos valores emitidos y préstamos y cualquier otra obligación contratada" de la empresa.

Esta emisión de deuda soberana, se sumará a 1,700 millones de dólares colocados previamente por Honduras, que debido a la pandemia del coronavirus prevé que su economía caiga en 2020 entre un 2.9% y 3.9% desde un crecimiento de un 2.7% en 2019, según el Programa Monetario del Banco Central de Honduras (BCH).