Las dos últimas semanas de la campaña presidencial se acercan y Ohio, de nuevo, se encuentra en el centro del universo político.

El presidente Obama llegó al estado el martes, junto con el vicepresidente Joe Biden, en el decimoséptimo viaje del Mandatario a la entidad en el 2012 solamente, según la Associated Press. El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, también, ha abrumado al estado con visitas y estará hoy en Cincinnati.

Con la sabiduría convencional alrededor de la idea, Ohio es el sine qua non para Romney y, cada vez más, para Obama, en apenas 12 días, pensamos que sería un ejercicio válido el mirar hacia atrás para ver cómo ganó Obama en el estado en la carrera del 2008.

En primer lugar, es importante tener en cuenta lo increíblemente divididos que han estado los votos en Ohio en los comicios recientes. En el 2004, George W. Bush ganó el estado por 118,601 votos de un total de más de 5.6 millones de sufragios emitidos. En el 2008, a pesar de vencer a John McCain en cuanto al trabajo realizado en ruta a nivel nacional, Obama ganó el estado por apenas 262,224 votos de un total de más de 5.6 millones de sufragios emitidos.

En las cuatro elecciones presidenciales anteriores a la del 2008, los candidatos demócratas consiguieron 9,060.521 votos totales, en comparación con 8,965.170 para los candidatos republicanos, según los cálculos realizados por el Cleveland Plain Dealer.

Una comparación entre los totales de la encuesta de salida del 2008 de Obama y los totales de Kerry en el 2004 muestra a dos grupos en Ohio, donde el actual Presidente supera al Senador por Massachusetts.

El primero y más obvio e importante es entre los votantes negros. En el 2004, Kerry ganó con 84% de los afroamericanos, que constituían 10% del total de votos en Ohio. En el 2008, Obama ganó 97% del voto negro, que abarcó 11% del total de votos de Ohio.

El segundo es entre los votantes (más o menos) jóvenes. Entre los realmente jóvenes -definidos como aquellos entre 18 y 29 años-, Kerry ganó 56% en el 2004, mientras que Obama logró 61% en el 2008. Entre los votantes de 30 a 44 años de edad, Kerry se llevó 475%, contra 51% de Obama.

Entonces, ¿cómo se encuentra Obama hoy en día entre estos dos grupos principales? En una encuesta de CBS y la Universidad de Quinnipiac, publicada a principios de esta semana, Obama aventajaba a Romney con 50% contra 45% en Ohio. Entre los votantes negros, Obama tenía 91% contra 5% de Romney y un total de 4% de indecisos. Entre los votantes de entre 18 y 34 años de edad -el grupo de edad que Quinnipiac utilizó para definir a los votantes jóvenes-, Obama aventaja con 59% contra 34 por ciento.

Estas cifras sugieren que Obama se acerca, al menos por el momento, a replicar sus márgenes entre los dos grupos demográficos clave que necesita para ganar nuevamente en Ohio. La pregunta es si puede mantener -o incluso incrementar- los márgenes, de cara a una carrera que se ha movido en favor de Romney a nivel nacional.