Pekín. En una nueva escalada entre los dos gigantes, China amenazó este lunes a Estados Unidos con un “contraataque” tras los anuncios del presidente Donald Trump de una serie de sanciones y restricciones contra los intereses chinos.

Se trata de la primera reacción de Pekín a las medidas anunciadas el viernes pasado por el presidente estadounidense. Todo ello se produce en un contexto de fuertes tensiones bilaterales en torno al territorio semiautónomo de Hong Kong, a la pandemia de Covid-19, la situación de los musulmanes uigures en el noroeste de China y el comercio bilateral.

“Cualquier declaración o acción que perjudique los intereses de China se encontrará con un firme contraataque”, declaró ante la prensa Zhao Lijian, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

En una declaración con tono firme pero sin demasiados detalles, Donald Trump anunció el viernes que suspendía la entrada a EU de los ciudadanos chinos que representan un “riesgo” potencial para la seguridad del país. También ordenó poner fin a las medidas comerciales preferenciales para Hong Kong, al denunciar una controvertida ley sobre seguridad nacional impuesta por Pekín en ese territorio autónomo, así como investigar a empresas chinas cotizadas en Estados Unidos.

“China exhorta a Estados Unidos a remediar de inmediato estos errores y a abandonar su mentalidad de Guerra Fría” subrayó Zhao Lijian en rueda de prensa.

“Todas las medidas anunciadas (por Donald Trump) constituyen una grave injerencia en los asuntos internos de China” agregó en sus declaraciones del lunes

El portavoz aprovechó la ocasión para comparar las manifestaciones en Hong Kong de 2019 y las que se producen ahora en varias ciudades de Estados Unidos, tras la muerte de un ciudadano negro por la policía.

“¿Por qué Estados Unidos trata como héroes a partidarios de la violencia y de la independencia de Hong Kong, y califica de “amotinados” a quienes denuncian el racismo?”, se interrogó Zhao Lijian.

Anaílisis de medidas

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo, declaró el viernes que EU está considerando la opción de dar la bienvenida a personas de Hong Kong, aunque no dio detalles sobre las cuotas de inmigración o visas cuando se le preguntó acerca de Hong Kong, y simplemente dijo: “Lo estamos analizando”. Sus comentarios fueron compartidos por el Departamento de Estado este lunes.