Londres.- El presidente afgano Hamid Karzai y el nuevo primer ministro británico David Cameron convinieron el sábado en que la relación entre Gran Bretaña y Afganistán debe "ser reforzada aún más", según un portavoz de Downing Street.

El presidente Karzai, a quien David Cameron atendió en la residencia oficial de Chequers (sudeste de Inglaterra) se convirtió así en el primer dirigente extranjero a quien recibe desde que asumió sus funciones el martes pasado.

"El presidente (afgano) y el primer ministro (británico) convinieron en que la relación entre Afganistán y Gran Bretaña debe ser reforzada aún más", dijo el portavoz.

Los dos dirigentes se refirieron a la visita de Karzai a Estados Unidos y a las perspectivas ofrecidas por la jirga de paz (asamblea tradicional de los representantes del pueblo afgano) que tendrá lugar en Afganistán a fines de mayo.

Karzai y Cameron "expresaron su admiración por el arrojo y la pericia de las fuerzas británicas en Afganistán, así como por los sacrificios que les ha tocado asumir", añadió.

El presidente Karzai había expresado la voluntad de reunirse rápidamente con David Cameron, precisó Downing Street a la AFP.

El secretario del Foreign Office conservador, William Hague, que se reunió con la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton el viernes en Washington, había recalcado que Afganistán era para Cameron "la prioridad número uno".

"Es un año crucial, tal vez un año decisivo en Afganistán. Es vital que se continúe progresando en el dominio militar y en la seguridad en el terreno", precisó Hague a la emisora BBC Four.

El presidente afgano realizó esta semana una visita de cuatro días a Estados Unidos durante la cual el presidente Barack Obama y él multiplicaron las demostraciones de unidad y buena voluntad, para intentar superar un periodo difícil en las relaciones entre Washington y Kabul.

Aproximadamente 10.000 soldados británicos están desplegados en Afganistán, especialmente en la provincia de Helmand (sur), uno de los principales bastiones de la rebelión afgana dirigida por los talibanes.

Un total de 285 soldados británicos han perdido la vida en Afganistán desde el comienzo de la operación de la coalición contra los talibanes en 2001.

KLM