El presidente del Banco Santander, Emilio Botín, negó que su entidad financie a empresas armamentísticas, y aseguró que sus operaciones bancarias cumplen con el derecho internacional sobre armas.

Al encabezar la Junta General de Accionistas 2011 en esta ciudad del norte de España, el banquero respondió a las denuncias de dos accionistas que en nombre de organizaciones no gubernamentales expusieron el vínculo del banco con algunas compañías de armas.

En concreto, señalaron a las compañías Lockheed Martin, BAE Systems y General Dynamics, entre otras, relacionadas con la fabricación, distribución y comercialización de diferentes tipos de armamento.

Ante ello, Botín aclaró que una de las políticas del banco es que cuando se presentan operaciones financieras se analiza aspectos sociales, medioambientes y de cumplimientos con convenciones y tratados internacionales .

Nuestra política del Santander es clara: no financiamos, ni fabricación, ni comercialización, ni distribución de bombas, ni de submarinos ni de armas nucleares. Nada de nada. Estamos entre los bancos más activamente responsables , aseguró.

Botín recordó que también es una política del banco no hablar de los clientes y de las operaciones que realizan, pero enfatizó que para responder a los cuestionamientos formulados el Santander se apega a cumplir con los principios de responsabilidad.

RDS