Londres.- El grupo petrolero británico BP necesita "un grado de certeza" sobre los riesgos financieros derivados de la marea negra en el golfo de México, declaró este miércoles el primer ministro británico, David Cameron.

"Aunque es importante que (el grupo) pague demandas razonables --el propio BP lo acepta-- necesitan un grado de certeza", declaró a la radio BBC justo antes de la reunión en Washington entre los directivos de BP y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

El presidente de BP, Carl-Henric Svanberg, y su consejero delegado, Tony Hayward, llegaron este miércoles hacia las 14:0 GMT a la Casa Blanca.

El grupo británico no quiso hacer ningún comentario antes de la reunión, que se celebra al día siguiente de que Obama prometiera hacer "pagar a BP por los daños que ha provocado" y exigiera la creación de un fondo de garantía destinado al pago de las indemnizaciones de las víctimas de la marea negra.