Halle. Al menos dos personas murieron y dos se hallaban en estado grave tras un tiroteo en plena calle en la ciudad alemana de Halle, frente a una sinagoga, en pleno Yom Kippur, y un sospechoso de participar en el ataque fue detenido.

Los agresores, al menos dos personas, según imágenes del video de un transeúnte que circulaban por internet, intentaron a media jornada penetrar en la sinagoga del barrio de Paulus, donde se habían reunido entre 70 y 80 personas, indicó el presidente de la comunidad judía de Halle, Max Privorotzki, al diario Der Spiegel.

“Vimos a través de la cámara de nuestra sinagoga que un agresor muy bien armado, con un casco de acero y un fusil, intentó abrir nuestras puertas”, explicó el responsable.

Pero la puerta de la entrada “resistió el ataque”, añadió.

Los autores dispararon entonces en plena calle y contra un restaurante turco, según testigos. En una de las calles cercanas al centro religioso yacía, poco después, un cuerpo recubierto con una lona azul.

“Dos personas murieron en Halle, según los primeros datos disponibles. Hubo varios disparos. Los presuntos autores se dieron a la fuga en un vehículo”, anunció la policía en Twitter.

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó el ataque calificándolo de “atentado”. La canciller expresa su “solidaridad a todos los judíos por ese día de fiesta que es el Yom Kippur”, declaró su vocero Steffen Seibert.