Comandos de Marina israelíes lanzaron un ataque contra una flotilla humanitaria internacional que se dirigía a Gaza, dejando un saldo de al menos nueve muertos, lo que causó la conmoción internacional y sumió a Israel en una profunda crisis diplomática.

El Consejo de Seguridad de la ONU inició una reunión de urgencia la tarde de ayer en Nueva York, mientras la OTAN tiene previsto reunirse hoy a petición de Turquía, según el portavoz James Appathurai.

El asalto israelí fue contra la flotilla de seis barcos que querían forzar al bloqueo impuesto por Israel desde junio del 2007 en la franja de Gaza, donde viven 1 millón 500,000 de palestinos.

Imágenes filmadas por un barco turco y emitidas por Internet, muestran a comandos israelíes vestidos de negro que bajan de helicópteros y se enfrentan contra los activistas. También se ven varios heridos que yacen sobre la cubierta del buque.

Las autoridades israelíes, que habían anunciado su intención de bloquear la Flotilla de la Libertad por la fuerza, acusaron a los organizadores de haber desencadenado la violencia a bordo del barco turco Mavi Marmara.

Acusan terrorismo de Estado

Turquía acusó a Israel de haber cometido un acto de terrorismo de Estado . Israel perdió toda legitimidad internacional , aseguró en la ONU el canciller turco, Ahmet Davutoglu.

Esto es homicidio cometido por un Estado , agregó Davutoglu en una reunión pública del Consejo de Seguridad de la ONU convocada de emergencia para examinar la situación del ataque israelí.

Israel afirmó en la ONU que no hay crisis humanitaria en Gaza y acusó a la flotilla de activistas de perseguir otros objetivos. Tras el ataque, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, decidió acortar su estadía en Canadá y cancelar su visita a Washington, donde iba a entrevistarse con el presidente Barack Obama. Obama pidió a Netanyahu investigar todos los detalles sobre el ataque.

También el gobierno mexicano condenó en los términos más enérgicos dicho ataque realizado por las Fuerzas Armadas de Israel.