El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, anunció que la OTAN realizará un nuevo traspaso de tareas de seguridad a las fuerzas afganas, las cuales pasarán a tener a su cargo la protección de 75% de la población del país.

Poco después, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, saludó este anuncio de Karzai. "Cuando se haya aplicado esta decisión, habrá empezado la transición en las 34 provincias de Afganistán, incluyendo las capitales provinciales", afirmó.

El mandatario afgano no indicó la fecha en la que tendrá lugar esta tercera fase del traspaso de las tareas de seguridad, que finalizará con el retiro antes de fines del 2014 de las fuerzas de la OTAN, que cuentan con 130,000 soldados.

"Durante el consejo de seguridad nacional del día de hoy, se decidió que el traspaso tendrá lugar en 11 provincias, incluyendo Kapisa, Uruzgán y Parwan", dijo el portavoz presidencial Aimal Faizi.

En la provincia de Kapisa hay tropas francesas, mientras que fuerzas australianas dirigen las tropas en Uruzgán.

El presidente electo de Francia, Franóois Hollande, anunció que retirará las tropas de su país (unos 3,400 soldados) antes de fin de este año.

Alrededor de "75% de la población pasará a estar bajo control de fuerzas de seguridad locales", estimó el portavoz presidencial afgano.

Este traspaso se inició en julio del 2011. Las dos primeras fases del mismo han permitido transferir a las fuerzas afganas el control de 50% de la población del país.