Al menos 13 guardias de frontera egipcios perdieron la vida en un ataque contra un retén situado cerca de la frontera entre Egipto e Israel, indicaron fuentes médicas y de seguridad.

Personas vestidas como beduinos del Sinaí llegaron en dos vehículos y abrieron fuego sobre el retén, dejando 13 muertos. El ataque se produjo cerca del terminal de Karm Abu Salem, situado entre Egipto e Israel.

El Sinaí, donde se encuentran los balnearios más solicitados de Egipto, está poblado en gran parte por beduinos, que durante mucho tiempo estuvieron marginados por el régimen de Hosni Mubarak. La inseguridad ha crecido fuertemente desde la caída de éste en febrero del 2011.

La situación en el Sinaí es todavía más delicada debido a la débil presencia del ejército tras la desmilitarización de este sector por los acuerdos de paz israelo-egipcios de 1979.

El gasoducto que atraviesa el norte del Sinaí para alimentar Israel y Jordania ha sido blanco de 15 atentados en un año.