Washington.- El vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, habló por teléfono con el primer ministro de Irak, Nouri al-Maliki, para abordar la situación de insurgencia en la provincia iraquí de Anbar.

En un comunicado, la Casa Blanca informó que Biden reiteró a Al-Maliki la importancia de que el gobierno iraquí continúe el acercamiento con los líderes locales y tribales de Anbar.

También reiteró el apoyo de Washington a la lucha del gobierno de Bagdad contra la organización extremista Estado Islámico de Irak y Levante.

La conversación entre al-Maliki y Biden se dio luego que la violencia en el país y los combates entre milicianos y las tropas gubernamentales por el control de la provincia de Anbar dejaron 30 muertes este sábado.