Seguramente en alguna ocasión al caminar por la calle le han entregado algún volante en donde le ofrecen un crédito de una suma bastante considerable sin muchos requisitos.

Pese a que esta oferta pareciera ser increíble, al momento de leer con detenimiento que no es necesario comprobar ingresos o consultar su historial crediticio, o bien cuando piden al solicitante depositar un porcentaje del crédito solicitado para acceder a este préstamo, se debe tener cuidado, pues detrás de este ofrecimiento puede haber un fraude.

A través de su portal de Internet, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda a los usuarios tener cuidado y no dejarse engañar por la aparente rapidez que le ofrecen para otorgarle un crédito.

De igual forma, alerta que estas estafas se presentan a través de empresas que aseguran estar reguladas y certificadas ante notario, o incluso como gestores financieros, cuando en realidad no es así.

Gerardo Obregón, director general de la plataforma de préstamos digitales Prestadero, explicó que el usuario puede identificar que se trata de un fraude, ya que estas empresas ofrecen créditos con tasas muy bajas, sin consultar la información del solicitante o sin pedirle un aval, cuando estas acciones no las ofrecen ni los bancos u otras entidades financieras.

“Cuando se ve este tipo de ofertas en volantes, anuncios de periódicos o en Internet, lo primero que se debe hacer es investigar la empresa, ver si existe físicamente o si tiene reseñas en Internet o de diferentes sitios y clientes. La Condusef constantemente emite varias alertas sobre estas entidades que cometen fraude”, aseguró.

Busque si está autorizada

Para consultar si la empresa que le ofrece un crédito está regulada, la Condusef cuenta con el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres), una herramienta digital que tiene como objetivo proporcionar al usuario información detallada sobre todas las instituciones financieras que hay en el mercado.

A través de este portal, podrá conocer todos los datos necesarios de las entidades que ofrecen productos financieros como su domicilio, su fecha de autorización y su capital mínimo fijo, por mencionar algunos.

El director de Prestadero señaló que buscar en esta plataforma esto permitirá al usuario saber si la empresa en cuestión está afiliada a esta lista, o de lo contrario si ha sido reportada como una entidad fraudulenta.

Sin embargo, destacó que un punto en contra que es que la Condusef, al no tener facultades para sancionar a estas empresas, sólo se limita a advertir a la población sobre estas estafas.

Indicó que las víctimas más frecuentes de los créditos exprés, también conocidos como créditos milagro, son personas que no pueden acceder a créditos a través de instituciones tradicionales o de empresas fintech.

Obregón insistió en que antes de solicitar un préstamo, sin importar la entidad, es importante investigar e informarse sobre el producto en cuestión, además de que recomendó acudir a instituciones autorizadas y supervisadas como bancos, sofomes o sofipos, las cuales dan la seguridad de que si hay algún problema o inconformidad se puede presentar la queja ante la Condusef.

“Lo mejor es no caer en la tentación de solicitar un crédito ante una empresa sin antes haber investigado o sin informarse de esa empresa sobre otros usuarios a quienes les han ofrecido este tipo de créditos”, afirmó.

Nueva modalidad

A decir del director de Prestadero, una nueva modalidad de este tipo de fraude es que hay ejecutivos o empresas que fungen como promotores de bancos u otras instituciones financieras y que ofrecen préstamos a nombre estas instituciones.

Aseguró que en una situación así, lo mejor es buscar directamente los datos de la empresa, no utilizar a terceros para contratar cualquier producto financiero, o bien preguntar directamente en la institución y corroborar si es válida dicha información o promoción.

¿Y si fue víctima?

Si por desgracia ya fue víctima de este ilícito, Obregón indicó que se debe denunciar este hecho ante el Ministerio Público, ya que la Condusef, al sólo supervisar entidades financieras reguladas, no puede actuar en su contra, ni tampoco atender reclamaciones de los usuarios afectados, por lo que lo mejor es acudir con la autoridades judiciales y levantar el acta correspondiente.

[email protected]