Hace 14 meses le pagué a Demet 300,000 pesos para adquirir un departamento que supuestamente era de entrega inmediata y hasta la fecha no me lo ha entregado , relata Mónica López.

Las opciones para comprar una vivienda son muchas, por ello es difícil escoger a la inmobiliaria más adecuada y menos conflictiva, como le ocurrió a Mónica.

Si se toma una decisión apresurada pude ocasionar problemas económicos, incluso la pérdida del patrimonio , dice Carlos Meneses, director de Asesoría e Información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Mónica relata que conoce muchos casos similares y que al realizar la denuncia en Profeco los funcionarios le comentaron que Demet es una de las empresas con más quejas . Para ser precisos, desde el año pasado a la fecha el sector inmobiliario ha registrado 12,198 quejas, según datos de Profeco.

Los principales motivos de reclamación son por cambios, devoluciones y bonificaciones al momento de contratar, por demora en la entrega del inmueble y problemas de garantía.

Primero, verificar

Estos problemas se pueden evitar con un poco de información antes de comprar. Una vez que eligió el inmueble, debe leer con cuidado el contrato de adhesión, ya que ahí se expresa todo lo que la empresa deberá cumplir. Este documento deberá contener la leyenda Registrado ante Profeco con el número y la fecha de registro.

Al respecto, Carlos Meneses explica que por ley todas las desarrolladoras inmobiliarias deben registrar su contrato ante Profeco para evitar cláusulas nocivas y/o abusivas para los consumidores.

Escrito en piedra

Todo lo que le ofrezca la inmobiliaria debe estar en el contrato, desde la fecha de entrega, hasta si le incluye los cortineros.

Además del el precio y la forma de pago, si el crédito es fijo o variable, en este caso deberá expresar la tasa de interés de referencia y la proyección de los pagos.

También se debe describir las características físicas del inmueble, su extensión, acabados, habitaciones, patio, jardín, estacionamiento, entre otros.

Por ley, las inmobiliarias deben dar garantía de un año, aunque el comprador debe negociar un plazo mayor por cualquier eventualidad.

La Ley de Protección al Consumidor estipula que todos los contratos que estén registrados a partir de febrero del 2009 contemplan garantía por un año.

En caso de que existan fallas o desperfectos en la vivienda, el proveedor debe especificar en qué consistirá la reparación, y de no hacerlo cómo será la bonificación.

El contrato también debe especificar la fecha de cuándo se va a escriturar y cuándo se va a realizar la entrega física de la vivienda.

Clientes defraudados han denunciado que aunque los vendedores prometen entrega inmediata, el problema radica en que no se estipuló en el contrato la fecha de la escrituración; se han visto casos que pueden pasar años para realizar la entrega de la vivienda.

Recuerde que si desea cancelar la operación hay penalizaciones, la cual puede ser de hasta 100 por ciento.

Cuidado con las super ofertas

Para evitar sorpresas, puede verificar en la banca comercial (www.bancacomercial.com.mx) si la inmobiliaria de su interés cuenta con quejas por parte de otros consumidores.

También puede conocer el tipo de quejas y si se ha llegado a una conciliación; además de si cuenta con contrato de adhesión registrado ante Profeco.

Las tres inmobiliarias que registran mayor número de quejas en la oficina de defensa al consumidor son: Dynamica Desarrollos Sustentables, GEO y Consorcio de Ingeniería Integral.

Si usted tiene un problema por incumplimiento o queja de alguna inmobiliaria, puede acudir a Profeco para presentar una queja o bien llamar al teléfono 5568-8722.

[email protected]

Finanzas Personales