Uno de los principales problemas que aqueja a la Ciudad de México es el desabasto de agua, el cual se ha se ha agravado en los últimos años. Para promover el cuidado y el uso responsable de este líquido, el Gobierno de la Ciudad de México cobrará un porcentaje adicional a la tarifa que tiene asignada a quien se exceda en su consumo.

La administración capitalina informó que cobrará 35% extra a los habitantes que consuman más de 60,000 litros en su consumo total en los tres primeros bimestres del año.

Lo anterior quedó estipulado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, en donde se indica que esta medida se aplicará a habitantes de 165 colonias de ocho alcaldías durante la primera mitad del año, que deberán medirse en el consumo de este líquido.

Álvaro Obregón, Benito Juárez, Coyoacán, Cuajimalpa, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo y Tlalpan son las demarcaciones en donde el Sistema de Aguas de la capital vigilará el consumo de los ciudadanos, principalmente en la temporada de estiaje.

“Los usuarios de uso doméstico obligados al pago de los derechos por el suministro de agua que provea la Ciudad de México, ubicados en las colonias determinadas por el Sistema de Aguas, que durante el primero, segundo y tercer bimestres del año registren un consumo superior a 60,000 litros deberán pagar 35% adicional respecto a la tarifa que corresponda del artículo 172 del Código Fiscal de la Ciudad de México”, se lee en el aviso publicado.

Cobros excedentes del consumo de agua: delegaciones y colonias

En el listado destacan las colonias ubicadas en zonas residenciales de la ciudad como: Lomas de Chapultepec, Polanco, Residencial Acoxpa y Bosque de Las Lomas.

En el caso de la demarcación Álvaro Obregón, destacan Chimalistac, Florida, Guadalupe Inn, Jardines del Pedregal, Las Águilas, Lomas de Santa Fe y Lomas de San Ángel Inn, San Ángel y San Ángel Inn, y Santa Fe Centro.

En Benito Juárez, las colonias son Acacias, Ampliación Nápoles, Ciudad de los Deportes, Del Valle Centro, Norte y Sur, Extremadura Insurgentes, Insurgentes Mixcoac, Insurgentes San Borja, Mixcoac, Nápoles y Vértiz Narvarte.

En la alcaldía Coyoacán, las colonias monitoreadas son Los Olivos, Olímpica, Paseos Taxqueña, Prado Churubusco, Prados de Coyoacán, Romero de Terreros, Campestre Churubusco, Campestre Coyoacán, Churubusco Country Club, Copilco Universidad, Del Carmen y Jardines del Pedregal de San Ángel.

En Cuajimalpa, le tocará a Bosque de las Lomas, El Molino, El Molinito, Granjas Palo Alto y Lomas de Vista Hermosa; mientras que en Cuauhtémoc serán las colonias Condesa, Hipódromo, Hipódromo Condesa y Juárez.

La lista completa de las colonias podrá ser consultada en la página de la Gaceta Oficial capitalina y, según se estableció, los cobros excedentes del consumo de agua sólo se realizarán durante el primer semestre del año.

De acuerdo con el Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, publicado en febrero del 2018, la capital del país se encuentra entre las 10 ciudades del mundo que corren el riesgo de quedarse sin agua potable.

Tarifas de agua: cómo leer el recibo del agua.
Tarifas de agua: cómo leer el recibo de agua.

Calcule su consumo

Para conocer la cantidad de agua que gasta, el usuario debe revisar su boleta, en donde se detalla su gasto en el bimestre anterior, explicó Marcos Torres, gerente de Operaciones de la plataforma inmobiliaria Homie.

El gerente de operaciones destacó que, dentro del recibo de agua, lo primero que debe verificar el usuario es que los datos del domicilio, propietario y consumo estén correctos; de lo contrario, puede levantar una aclaración o solicitar una modificación al Sacmex.

Señaló que otro punto que se debe revisar dentro de este documento es la cantidad de agua que consume, la cual se describe en la parte inferior de la boleta en donde se detallan los litros por consumo.

Aclaró que, en este apartado, se describe el consumo en metros cúbicos, por lo que 1 metro cúbico equivale a 1,000 litros de agua.

Señaló que también es importante revisar y comparar cada bimestre los recibos, así podrá detectar un cambio drástico en el consumo y, de tener un alza considerable, puede realizar una aclaración y verifica la lectura del medidor.

“En la boleta del agua se describe el consumo que tuvo anteriormente, eso puede permitir al habitante calcular de cuánto es su consumo y saber cuánto paga. Más que una multa o recargo, se trata de que el usuario pague más por el uso de este líquido”, aseguró.

Dijo que una medida para evitar este cargo extra es que los habitantes lleven un registro sobre su consumo de agua, de acuerdo con lo que indica su boleta, y cotejar si se han excedido o están dentro del límite.

[email protected]