En medio de la pandemia por el coronavirus, uno de los sectores que más aumentó la demanda en sus servicios fueron las agencias funerarias.

Aunque algunas funerarias sí subieron sus costos, se trata de empresas informales que buscan abusar del cliente y que no están afiliadas a la Asociación Nacional de Directores de Funerarias (ANDF), explicó su vicepresidente, Roberto García.

Explicó que  desde el inició la fase 1, las solicitudes de servicio funerario se incrementaron 30% , por ello y dado el contexto de crisis económica que vive el país, resaltó que dentro de la ANDF tienen un compromiso de no incrementar los precios.

“Hay un compromiso entre todos los agremiados de no incrementar estos costos. El precio que ofrecen este tipo de empresas informales lo dan conforme se presente el momento y situación, es por eso que suben sus precios”, alertó.

En este sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que en la Zona Metropolitana del Valle de México y en algunas ciudades del país, se detectó la presencia de intermediarios, los llamados coyotes, que encarecen los costos de los servicios funerarios.

“Se identificó que varios consumidores contrataron servicios no directamente con funerarias, sino con terceros que les venden el ‘paquete completo’: servicio funerario y trámites ante las autoridades para obtener actas de defunción y permisos de inhumación, encareciendo considerablemente el costo”, indicó la Profeco.

De acuerdo con la dependencia, a través de visitas de verificación y monitoreo, registró que la gran mayoría de las funerarias no han modificado precios, aunque haya mayor demanda ocasionada por defunciones a causa del Covid-19, pero se han producido abusos al ser contratadas por terceros y no por los deudos.

“Hasta ahora, la Profeco no ha recibido denuncias contra estos intermediarios, pero recomienda a los consumidores denunciarlos ante las autoridades ministeriales, ya que estarían incurriendo en la práctica de un delito, o bien ante la propia Profeco, que puede canalizar esos reclamos ante la Fiscalía”, alertó.

De acuerdo con el Quién es Quién en los Precios en Servicios Funerarios, el paquete de inhumación en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México pasó de tener un costo promedio de 10,702 pesos en noviembre del 2019 a 10,768 (0.6%) al pasado 15 de mayo; mientras que el servicio de cremación pasó de 12,040 a 12,852 pesos (6.3%) en la capital del país.

En tanto, los precios que ofrecen algunas aseguradoras en su seguro de gastos funerarios tampoco aumentaron.

En una tarjeta informativa, Mapfre indicó que tienen contacto con sus proveedores de servicios funerarios para mantener el costo de los paquetes prenegociados y no tener incrementos.

Beneficio a largo plazo

De acuerdo con Óscar Chávez, director de Planeación y Nuevos Negocios de Grupo Gayosso, los beneficios de contar con una previsión funeraria radican en que puede obtener ahorros que van de 30 o más de 40% respecto al costo de un servicio de uso inmediato.

“No sólo es el tema del ahorro, sino también la facilidad de pago. Cuando se adquiere un paquete de previsión funeraria, además del ahorro ayudas a cubrir el gasto de una forma más tranquila y a la medida”, dijo.

Además, destacó la importancia de distinguir las coberturas de las previsiones; las primeras protegen sólo al titular y las segundas son transferibles.

[email protected]