Hoy comenzó la novena edición del Buen Fin y diversos establecimientos otorgarán descuentos y promociones en sus diferentes servicios y artículos; sin embargo, es importante que, antes de realizar alguna compra, se pregunte si es necesaria, con el propósito de no afectar su bolsillo.

Uno de los puntos a considerar es la forma de pago que empleará al momento de realizar sus compras, ya que esto define si realmente la promoción es efectiva o simplemente adquirirá una deuda que le provocará dolores de cabeza.

De acuerdo con el estudio “El Buen Fin 2018 y la Experiencia de los Consumidores”, realizado por la firma Deloitte México, en la edición pasada del denominado fin de semana más barato del año, de los encuestados, 29% recurrió a realizar sus compras con tarjeta de crédito, mientras que otro 10% ocupó alguna tarjeta de crédito departamental.

En este sentido, estos medios de pago pueden convertirse en aliados o enemigos, según el uso que se les dé, por ello, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) emitieron una serie de recomendaciones a la hora de optar por este tipo de financiamiento para realizar sus compras durante esta temporada de promociones.

La Profeco destacó que el buen uso de este tipo de créditos le permitirá adquirir productos que muchas veces no obtiene a través del pago de contado, esto por medio de dinero que será devuelto en un periodo determinado y en las condiciones pactadas con los bancos o tiendas.

“Recuerde que una tarjeta de crédito bien utilizada, de manera racional, es una herramienta que puede tener un efecto positivo en su bienestar”, dijo.

Evite tentaciones

Por su parte, la Condusef recomendó a los tarjetahabientes abonar siempre una cantidad mayor al pago mínimo, esto en caso de no pagar el saldo total del mes.

“La tarjeta de crédito es de gran ayuda si la utiliza dentro de su presupuesto y línea de crédito autorizada. No se trata de no gastar, sino de utilizar una cantidad de dinero que, consciente y racionalmente, asigne para sus gastos”, refirió.

Con base en lo anterior, el estudio de Deloitte indica que, de los encuestados del Buen Fin 2018, 26% confirmó haber comprado algún producto o servicio que no tenía planeado adquirir.

Estos consumidores respondieron que las razones por las que algunos realizaron una compra no planeada fueron: las buenas promociones o descuentos ofrecidos (70%), porque lo vieron y les gustó (23%) y por impulso (5 por ciento).

La Profeco indicó que, si adquiere productos bajo esta modalidad de crédito, éstos sean, de preferencia, bienes duraderos con vida útil mayor a la del financiamiento, que son seis, 12 o 18 meses.

“Que algo tenga descuento y pueda pagarlo a plazos no significa un cheque en blanco para gastar más dinero del que tiene. Asegúrese de que sus compras a meses no interfieran con su capacidad para cubrir sus gastos básicos”.

En tanto, la Condusef reiteró que, antes de finalizar su compra, revise los comprobantes, y verifique que la cantidad sea la correcta y que coincida con la promoción que adquirió.

No caiga en errores

Para evitar tropiezos durante sus compras con tarjeta de crédito en esta temporada, tanto la Profeco como la Condusef informaron que entre los errores más comunes que se cometen con su plástico, se encuentran los siguientes: pagar sólo el mínimo; tener muchos pagos chiquitos; pagar con su tarjeta otras deudas, y gastar más de lo que gana.

Con el fin de solucionar dichos problemas, ambos organismos sugieren analizar con cuidado su presupuesto y siempre definir cuánto puede pagar cada mes sin poner en riesgo su estabilidad financiera.

La Condusef destacó que, si paga su saldo total, puede financiarse por un periodo máximo de 50 días sin generar intereses comprando al día siguiente de su fecha de corte.

[email protected]