Uno de los cambios más importantes en la vida de una persona es independizarse y dejar la casa de los padres, por lo que se deben considerar todas las opciones para no endeudarse y estar cómodamente fuera de casa.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señaló que una de las opciones de moda para los Millennials es compartir departamento.

Asimismo, explicó que la tendencia de los roomies va en aumento en la Ciudad de México, donde 65% de las personas lo hace para reducir costos, por cercanía a su trabajo o escuela y tener un mejor nivel de vida.

Reseñó que el número de usuarios registrados en los sitios web de búsqueda de rentas creció significativamente, ya que del 2015 al 2016 aumentó más de 50%, cerrando con medio millón de personas.

El término roomie se deriva del inglés roommate que significa compañero de habitación. En la Ciudad de México, por cada habitación que se ofrece para rentar, hay en promedio cuatro personas buscando. Para delegaciones como Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo, la oferta es de un cuarto por cada nueve personas en búsqueda, refirió.

Por otra parte, la Condusef mencionó que antes de pensar en la independencia se deben considerar ciertos aspectos como el presupuesto y el salario, ya que uno de los requisitos al momento de rentar un departamento es efectuar un depósito y una renta adelantada, por lo que se recomienda tener ahorrado al menos tres veces lo que costará el alquiler.

Para la búsqueda del lugar ideal para vivir, la dependencia aconsejó comparar precios y recordar que lo ideal es no destinar más de 30% del salario al pago de una renta, procurar que el nuevo hogar no se encuentre a más de una hora de distancia del trabajo y que cuente con los servicios mínimos cerca, como mercados, supermercados y lavanderías.

Asimismo, la dependencia aclaró que tener compañeros de vivienda conlleva también una serie de responsabilidades, por lo que se deben establecer reglas y acuerdos desde el principio para evitar malos entendidos.

Es necesario establecer una división igualitaria para los gastos de mantenimiento así como hablar sobre el tema de las visitas y fijar horario. para mantener una buena relación con el compañero o compañeros de casa, se deben respetar despensas y el uso de espacios comunes, explicó la comisión.