Conocer y revisar periódicamente el saldo de nuestra cuenta individual de Afore no sólo es necesario para corroborar que los datos generales o las aportaciones patronales sean correctos; también es una buena iniciativa para darle más peso al ahorro voluntario y prepararse para el momento de la jubilación.

Dar seguimiento a los recursos ahorrados en la Afore puede ser de gran ayuda para saber cómo vamos en la meta de lograr una mejor pensión, ya que si el monto es bajo, esto puede incentivar a los trabajadores a tener mayor conciencia sobre su retiro y hacer cambios en sus hábitos financieros para ahorrar más y obtener mejores condiciones al retirarse.

De acuerdo con Gerardo Chavarría, gerente de Metodología y Asesoría Comercial de Afore SURA, conocer el saldo en la cuenta individual en la Afore también permite al trabajador saber más sobre el funcionamiento de estas administradoras, cómo manejan los recursos y los rendimientos que obtienen, al final estos datos pueden beneficiarlo y decidir cuál empresa le brinda más beneficios.

Para Chavarría, tener claro el monto del ahorro puede incentivar al trabajador a aportar de manera voluntaria y con ello, aumentar la pensión que recibirá.

Asimismo, dijo que es recomendable que el trabajador revise periódicamente su estado de cuenta para identificar si existen diferencias en sus datos generales y corregirlos de manera oportuna, esto evitará contratiempos al realizar trámites de seguridad social donde se requiere o participa la Afore.

“Conocer el saldo de la cuenta individual a través del estado de cuenta puede ayudar a identificar brechas de pensión a recibir en el futuro; es decir, a menor saldo menor pensión”, afirmó.

¿Cada cuándo revisarlo?

Es importante mencionar que según la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) cada cuatrimestre las Afores deben enviar a los trabajadores el estado de cuenta en donde, además de que el trabajador puede ver su saldo, también conocerá estrategias de ahorro voluntario e información importante relacionada con el sistema de ahorro para el retiro y su relación con su cuenta individual.

Lo ideal, según Chavarría, es que el trabajador conozca su saldo una vez que llegué su estado de cuenta, de esta forma sabrá con claridad los aportes realizados por su patrón y que éstos correspondan al salario registrado en los institutos de seguridad social.

También el trabajador puede pedir a su Afore un estado de cuenta adicional al que le envían, el cual debe entregarse cinco días hábiles después de que lo solicite; sin embargo, de acuerdo con la Consar, las administradoras pueden cobrar comisiones por la expedición de los estados de cuenta extra.

En físico o digital

El estado de cuenta es el medio perfecto que tiene el trabajador para conocer los movimientos relacionados de su cuenta y se puede consultar de manera física o digital. En algunos casos, también se puede consultar vía telefónica, pero dependerá del número de cada administradora de los fondos de pensión.

De manera digital, si la Afore está vinculada en AforeMóvil es posible realizar la solicitud de envío de estado de cuenta a tu correo electrónico, consultar los saldos acumulados y recibir notificaciones sobre los movimientos que se registran en la cuenta individual.

Incluso, consultar este documento también sirve para cuestiones administrativas ya que el trabajador identifica cómo se encuentran registrados sus datos generales como su nombre, RFC, CURP y fecha de nacimiento, entre otros.

La Consar señala en caso de que el trabajador no reciba su estado de cuenta en el domicilio o en el correo electrónico que haya señalado, o que la Afore no atienda su solicitud; puede avisar a la Condusef para que esta dependencia intervenga y entregue la información al solicitante.

montserrat.galvan@eleconomista.mx