De los trabajadores que trabajan de manera independiente, 75% indica que está dispuesto a cambiarse a un empleo que les ofrezca seguridad social o prestaciones; mientras que 45% de los trabajadores formales, que ya tienen estas prestaciones, asegura que las podrían dejar para trabajar por su cuenta y ser más dueños de su tiempo.

Así lo revela la Sexta Encuesta Anual Ahorro y Futuro: Trabajadores Formales e Informales, donde se entrevistó a 3,000 miembros de la Población Económicamente Activa del 30 de octubre del 2016 y el 17 de noviembre del mismo año.

Cuando se les cuestionó cuánto dinero deberían ganar para cambiarse a la formalidad o volverse trabajadores independientes, 45% de los trabajadores formales respondió que más de 10,000 pesos, y 49% menos de 10,000 pesos mensuales.

Por otro lado, 71% de los trabajadores independientes respondió menos de 10,000 pesos y 23% más de 10,000 pesos. Es decir, hay más disposición para cambiarse a la formalidad.

Esta encuesta da pistas de dónde podrían implementarse políticas públicas para mejorar el bienestar de la población , expuso Enrique Cárdenas, director general del Centro de Estudios Espinosa Yglesias, durante la presentación de dicha encuesta.

Refirió que, las prestaciones laborales son muy valoradas tanto por los trabajadores formales como independientes, pues ambos grupos encuentran como ventajas de la seguridad social el contar con seguro médico, un ingreso seguro, crédito para la vivienda, vacaciones, aguinaldo y una afore.

Llama la atención que, cuando se le preguntó a los trabajadores formales qué es lo que más envidian de los trabajadores independientes, 44% respondió la flexibilidad de horarios, 20% mayores ingresos, 12% por las prestaciones y 4% no pagar impuestos.

La misma pregunta se hizo a los trabajadores independientes y 25% respondió que lo que más envidia de los trabajadores formales es que tienen un ingreso seguro, 20% dijo contar con un seguro médico, 13% tienen vacaciones, aguinaldo y bonos, y 11% respondió que tienen derecho a una pensión.

Mientras que en la pregunta ¿Cuáles son las principales ventajas de trabajar de manera independiente y sin prestaciones?, 57% de los trabajadores formales respondió la flexibilidad de horarios, 42% dijo mayores ingresos y 34% que no debe seguir órdenes.

En tanto, 64% de los trabajadores respondió que la mayor ventaja es la flexibilidad de horario, mientras que 36% respondió que no debe seguir órdenes y 34% dijo tener mayores ingresos.

Se debe diseñar un esquema que alinee los incentivos tanto para formales como informales (...) hay una cierta conciencia financiera y de ahorro que debe incentivarse , expuso Guillermo Zamarripa director general de Fundación de Estudios Financieros.

Trabajadores piensan que su pensión será insuficiente

Si bien, 84% de los trabajadores formales piensa que contará con su afore cuando se retire de la vida laboral, 67% considera que su pensión no será suficiente para mantener su estilo de vida.

En tanto, los informales mencionaron que si bien contarán con su afore cuando se piensen retirar (35%), 75% también considera que no será suficiente el dinero que perciban en su pensión.

De esta manera 87% de los formales y 79% de los informales coinciden en que deben hacer algo para atender esta necesidad.

En ambos casos, emprender un negocio propio es el plan más mencionado (...) una parte interesante es que cada vez menos personas piensan que dependerán de sus hijos cuando se retiren , expone la encuesta.

También se preguntó a los trabajadores informales cómo cubren algunas necesidades como el servicio médico, la mayoría indicó que cuenta con el Seguro Popular; mientras que, para el ahorro del retiro, sólo 28% de los trabajadores informales lo hace a través de una afore, y 34% asegura no necesitarlo.

El economista Gerardo Esquivel comentó que, el hecho de que tres cuartas partes de los informales quieran cambiarse de sector en la búsqueda de cierta estabilidad financiera y de seguridad social debe ser un llamado de alerta para crear nuevas políticas públicas en seguridad social y el mercado laboral.

Si el salario mínimo fuera más alto, posiblemente la informalidad sería menor porque se pensaría más el arriesgar un salario alto con prestaciones para pasarse a la informalidad .