Los mitos y la falta de educación financiera son los principales obstáculos para que las personas se acerquen al mundo de las inversiones y logren, a través de este tipo de producto financiero, construir y cuidar su patrimonio, incluso en época de crisis como la que actualmente se vive por la pandemia del Covid-19.

Durante la presentación virtual del libro “Vacuna patrimonial y 9 mitos de la educación financiera en México”, Carlos Ponce, analista y columnista de El Economista, afirmó que las crisis también generan lecciones y oportunidades en temas de inversiones no sólo a nivel mundial, también a nivel local.

Ejemplificó que en Estados Unidos, un parte de la población, menores de 55 años y con inversiones en diferentes empresas, decidió jubilarse durante los meses más críticos de la enfermedad gracias a que los rendimientos obtenidos en los diferentes productos en que pusieron a trabajar su dinero.

“Es necesario reflexionar como en estas épocas de crisis se presentan las oportunidades de invertir. En la crisis de 2008 cuando nadie quería saber de inversiones, cuando todo el mundo decía que la crisis financiera en Estados Unidos generaría problemas, pero incluso en ese momento se generaron oportunidades como sucedió el año pasado con el tema de la pandemia”, indicó.

Señaló que invertir en la bolsa es una manera diferente de ser empresario, pues el inversionista se convierte en socio de un pedazo de la empresa en el momento que decide invertir sus recursos en ella.

montserrat.galvan@eleconomista.mx