Alrededor de 50% de los fraudes que se comenten a nivel mundial se efectúan a través de operaciones de comercio electrónico, reveló Jacinto Cofiño, director de Riesgo para América Latina y el Caribe de Visa.

Esto se debe, entre algunas otras cosas, a que los usuarios siguen revelando información a través de correos phishing, lo que provee a los delincuentes de la información necesaria para emitir instrucciones de compra a través de Internet.

Este es un tipo de estafa por correo electrónico que intenta engañar al usuario para que revele los números de sus tarjetas, de identificación personal (PIN), contraseñas de cuentas bancarias u otra información privada.

Aclaró que este tipo de fraude no ocurre cuando el usuario realiza operaciones a través de un sitio auténtico.

La información puede vulnerarse en muchos otros lugares distintos al sitio de Internet del comercio: por phishing, por perder de vista su tarjeta cuando realiza pagos en comercios o incluso por el extravío de sus estados de cuenta , explicó.

¿Qué puedo hacer si detecto un cargo que yo no hice?

En el 2010, el Banco de México emitió algunas disposiciones relativas a cargos no reconocidos, entre las que contempló transacciones hechas vía telefónica o por Internet.

Cuando el tarjetahabiente no reconozca algún cargo dentro de los 90 días naturales contados a partir de la fecha en que haya sido efectuado el cobro no reconocido, el banco deberá liberar del pago al usuario y abonarle los recursos a más tardar el cuarto día hábil bancario siguiente a la recepción del reclamo.

Lo anterior no será aplicable cuando la emisora pruebe al tarjetahabiente que dichas transacciones se realizaron utilizando sistemas de autenticación en línea (Verified by Visa o MasterCard Secure Code) que garanticen que el tarjetahabiente fue quien las autorizó.

El banco podrá revertir los abonos realizados cuando pruebe que sí fue el tarjetahabiente quien realizó el cargo. Para esto, la emisora deberá entregar una constancia al tarjetahabiente en el que presente la evidencia respectiva.

QUE NO LO PESQUEN

Para evitar ser presa de este tipo de estafas, la Asociación de Bancos de México y Visa emiten las siguientes recomendaciones:

  • Considere sospechoso todos los mensajes que correo electrónico que le soliciten información personal o de pagos.
  • No haga clic sobre los enlaces al interior del mensaje de correo electrónico.
  • Verifique que cualquier consulta por correo electrónico que solicite información personal o de pago sea legítima. Para ello, busque por separado el número telefónico de la compañía y llame para confirmar la solicitud.
  • Esté atento a errores tipográficos y gramaticales. Son una señal de que el mensaje puede ser fraudulento.
  • Guarde sus comprobantes de operación por lo menos hasta que reciba sus estados de cuenta, podría requerir alguna aclaración.
  • Si su estado de cuenta llegó tarde o simplemente no llegó, llame al banco para informar la situación y asegúrese de que su dirección sea la correcta.
  • Mantenga su software de antivirus actualizado.


Da clic en la infografía para ver más grande.

ilse.santarita@eleconomista.mx