Volver a hablar de toda la problemática que rodea a la Unión Europea, para estas alturas, ya lo considero aburrido, reiterativo y bien conocido por todos. Tanto el diagnóstico, como las acciones completas a implementar, serán expuestas en este artículo:

Acciones concretas para apoyar la estabilidad europea

  1. Unión fiscal. Es indispensable que todos los países de la zona euro manejen los mismos déficit y límites de endeudamiento, así como reglas fiscales similares, en las cuales el IVA, el ISR y demás impuestos se parezcan; además, deben ser similares los porcentajes de recaudación con respecto al PIB y, por ende, los porcentajes de evasión. Para que esta medida funcione, deberá de haber un órgano vigilante de que los parámetros establecidos y la disciplina fiscal se observen; de lo contrario, este mismo órgano deberá de imponer sanciones que incluyan la quita de ayudas o líneas de crédito.
  2. Unión bancaria. Recomendamos la creación de un gran fideicomiso, banco malo , similar al IPAB en México o al TARP en EU, en donde se encapsule la cartera mala fuera del balance de los bancos y se capitalice a los mismos. Este esquema ya fue probado exitosamente en otras partes del mundo y sobra decir que aquí también funcionaría, aunque el alto costo del mismo lo tengan que pagar los ciudadanos. Debe de haber reglas de capitalización en todo el sistema financiero europeo, así como un seguro por depósitos bancarios para los ahorradores.
  3. Emisión común de deuda. Se sugiere la emisión de bonos comunitarios, que sirvan para rescatar a la zona europea, pero que a su vez tengan el respaldo de toda la Unión. Aquí se cuenta con el apoyo de casi todos los países, excepto, desafortunadamente, del más importante: Alemania. Lo que no quiere esta última es pagar el exceso de tasa que debería ofrecer en relación con lo que actualmente paga. Sin embargo, aunque esta medida encarece el costo del crédito alemán y francés, beneficia prácticamente al resto de los otros países.
  4. Un Banco Central Europeo más proactivo y menos ortodoxo. También ha quedado demostrada la eficiencia de un programa de rescate a través de la creación de dinero y la recompra de bonos, que son un mecanismo eficiente pero que a su vez dejan dudas en materia inflacionaria en el mediano y largo plazos.

jmusi@finamex.com.mx