( Primera parte de dos)

En México, afortunadamente tenemos muchas opciones para invertir nuestro dinero. Este abanico implica que hay excelentes opciones para diversificar nuestro patrimonio, pero también riesgos que debemos conocer y, por lo tanto, controlar.

Las mayores desgracias suceden cuando la gente no entiende en dónde está poniendo su dinero. Uno de los ejemplos más cercanos es el caso de Ficrea: muchos ahorradores pensaron que se trataba de un banco, cuando en realidad era una sociedad financiera popular, sujeta a una regulación totalmente distinta.

Pero también hay muchos ejemplos, como el del taxista que perdió todo en la Bolsa o la señora que fue defraudada en un esquema piramidal que prometía rendimientos fuera de toda proporción.

Existen algunas preguntas que todo inversionista debería plantear antes de tomar una decisión en materia de inversión:

  1. ¿La institución financiera está regulada y supervisada por las autoridades financieras mexicanas? Específicamente, ¿quién y cómo las regula?
  2. ¿El promotor o ejecutivo está debidamente capacitado por la institución? Es increíble ver cómo la gran mayoría no lo está y no conoce bien las características del producto que nos está vendiendo. Pero eso sí: utiliza un lenguaje financiero con el cual no estamos familiarizados. Entonces muchas personas, por desconocimiento o por pena, no preguntan, no aclaran todas sus dudas y terminan invirtiendo en algo que no entienden. Este es el peor error que podemos cometer y por eso vienen las malas experiencias.
  3. ¿Es esta inversión adecuada a mis objetivos y metas financieras? Esto es primordial. No todas las inversiones cumplen todos los objetivos. Si uno invierte a muy largo plazo, es fundamental incluir un porcentaje de inversión en acciones de acuerdo con el riesgo que podamos tolerar; pero, si nuestro plazo es corto, es mejor buscar instrumentos poco volátiles, aunque su rendimiento potencial sea menor.
  4. ¿Cuáles son los costos asociados para comprar, mantener y vender esa inversión? Algunos bancos cobran comisiones por manejo de cuenta, las operaciones en el mercado de capitales están sujetas a una comisión por operación. Las operadoras de fondos de inversión obtienen sus ingresos a través del cobro de una comisión sobre los activos de cada sociedad administrada. En el caso de las inversiones a través de aseguradoras, éstas suelen ser muy poco transparentes. Es importante conocer siempre los costos que estamos pagando porque impactan directamente en nuestros rendimientos. Así evitaremos invertir en productos demasiado caros, que es uno de los errores más frecuentes que cometen las personas, que se dejan deslumbrar ante la promesa o la simulación que nos presentan los asesores .
  5. ¿Quiénes manejan esta inversión o esta institución? ¿Qué experiencia tienen? Es importante conocer quién está detrás de nuestro dinero.
  6. ¿Cuáles son los riesgos asociados con esta inversión? ¿Puedo perder parte o todo el capital invertido? Muchas personas piensan que las inversiones bancarias son muy seguras, pero en realidad la gran mayoría paga mucho menos que la inflación: lo único seguro en ellas es que nuestro dinero está perdiendo valor. Algunas operadoras de fondos nos dicen que sus productos son muy seguros y tienen la más alta calificación, pero eso no significa que sean infalibles. Conocer todos los riesgos a los que se está expuesto en cualquier inversión es una parte fundamental en el proceso de toma de decisiones.
  7. ¿Cuál es el rendimiento que puedo esperar por mi dinero? ¿El rendimiento está garantizado? Si no, ¿en función de qué se determina? En operaciones bursátiles y en fondos de inversión el rendimiento varía día a día, no se puede otorgar una garantía. Lo mismo con los seguros que invierten en distintos portafolios. Sin embargo, es una práctica común hacer simulaciones que por lo general proyectan rendimientos inflados. Finalmente, si alguien nos ofrece rendimientos muy superiores a los del mercado, seguramente se trata de un fraude. Siempre hay que desconfiar.

Hay otras preguntas importantes, de las cuales hablaremos en la siguiente entrega.

Suscríbete a https://PlaneaTusFinanzas.com y obtén gratis el minicurso Los seis pasos para alcanzar tu libertad financiera .

Twitter: @planea_finanzas