El mundo recompensa antes las apariencias de mérito que al mérito mismo .

François de La Rochefoucauld

Favorable y sopresivo. La firma internacional Moody’s Investors Service anunció el pasado 5 de febrero el incremento de la calificación soberana de México a A3 desde Baa1 con una perspectiva estable (no revisaba a México desde el 2005). La principal razón para este incremento fue la aprobación de ocho reformas estructurales realizadas en el 2013 y su potencial impacto para un mejor crecimiento a mediano y largo plazo. Este cambio sorprendió, pues aunque las calificadoras anticipaban una mejora, se esperaba que sucedería después de la aprobación de las leyes secundarias. En el caso particular de Moody’s, la anterior calificación tenía una perspectiva estable y, tradicionalmente, antes de un cambio en la nota se modifica la perspectiva a positiva , lo cual no se dio en este caso.

Oportunidad. Aunque el impacto en la Bolsa mexicana ha sido nulo por ahora, consideramos que será ampliamente reconocido más adelante. Con el contagio de emergentes y la duda en temas locales (menor gasto y consumo doméstico), el valor del mercado accionario mexicano es similar al del inicio del 2011, como si nada hubiera sucedido en tres años.

Este importante evento tiene implicaciones positivas evidentes y otras no tanto. Aquí tiene cuatro que nos parecen verdaderamente importantes:

Tasas de interés. En el mercado de renta fija se observó una caída en todos los plazos, especialmente en los plazos mediano y largo plazo. La tasa de 10 años pasó de un nivel de 6.6% a uno cercano a 6.5 por ciento. La tasa de referencia en México se ubica en 3.5%, mientras que en Polonia es de 2.5% y en Malasia, de 3 por ciento. Este diferencial se explica principalmente por factores regionales.

En la mayoría de las economías asiáticas, las tasas de referencia son menores en comparación con Latinoamérica debido al desarrollo y estabilidad que han tenido en décadas pasadas. Por otra parte, al ser Polonia parte de la Unión Europea, está sujeta a un menor riesgo.

Mejor valuación DCF. Favorece el costo de la deuda y disminuye el riesgo país (EMBI). Esta medida se utiliza para determinar la tasa de descuento en las valuaciones que llevan a valor presente la generación de flujos de efectivo (DCF).

Autorización de flujos. Muchos inversionistas internacionales (fondos) están impedidos por regulación de invertir en países que no tienen mejores calificación de riesgo a pesar de favorables perspectivas.

Redistribución de inversiones entre emergentes. La revisión de distribución de activos por país de inversionistas dedicados a mercados emergentes deberá favorecer las próximas revisiones. Actualmente, el peso de México en el índice de referencia MSCI es de 5 por ciento.

Valor del mercado accionario mexicano 2008-2014

Haz clic en la imagen para ampliarla

Es Director de Análisis y Estrategia Bursátil del Grupo Financiero BX+. Lo puedes seguir en su nueva cuenta de twitter: @CPonceBustos