Si se encuentra en la situación en la que a pesar de que aún no recibe el aguinaldo ya lo debe, quizá tenga que reconsiderar cómo sacarle provecho a esta prestación, la cual tiende a ser vista más como un flujo extra destinado al despilfarro que como el inicio de un ahorro o, mejor aun, una inversión.

Es necesario planificar correctamente; no importa que reciba una quincena, un mes o lo que sea de aguinaldo, es recomendable que le ponga nombre y apellido a sus objetivos financieros, o de lo contrario se va en el regalo, etcétera , advierte al respecto Esteban Martínez Varela, director de Ventas de Productos Patrimoniales de HSBC.

Una vez que tiene claro cómo puede ahorrar, añade, puede empezar a buscar productos de inversión, que le otorguen una rentabilidad mayor.

Hay volatilidad en los mercados, sí, pero si está localizado el objetivo financiero puede ir a largo plazo y obtener buenos rendimientos , dijo.

Para prevenir

Antes del 20 de diciembre, aproximadamente 29.3 millones de trabajadores deberán recibir la prestación anual conocida como aguinaldo, el cual es equivalente a 15 días de salario por lo menos (salario diario no integrado, es decir, sin incluir prestaciones) conforme al artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, refiere información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros.

Sin embargo, este monto no suele ser aprovechado y existen varias carencias que pueden comenzar a ser combatidas con este flujo extra.

Uno de los mayores rezagos de los mexicanos es prever financieramente situaciones inesperadas, ya que en estos escenarios se suele pedir prestado en primera instancia a algún amigo o familiar (67%), empeñar algún bien (36%) y sólo 35% acude a ahorros propios, tal como revela la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En este sentido, ¿sabe si su bolsillo está blindado ante una situación de desempleo o enfermedad? De no ser así, el aguinaldo puede ser el inicio de un sólido fondo de emergencia para afrontar estas situaciones.

Un fondo de emergencia es tener el capital necesario, de por lo menos seis meses de sueldo, para cualquier tipo de escenario adverso, desde el desempleo hasta emergencias médicas, etcétera , detalla Varela.

Si bien el ahorro es indispensable en este caso, si desea llevarlo al siguiente paso e invertirlo para que conserve su valor, el experto de HSBC recomienda no colocarlo en productos financieros de muy largo plazo porque, como su nombre lo dice, un fondo de emergencia puede ser requerido en cualquier momento. Recomiendo tener esos montos en fondos de inversión de deuda de mediano plazo, para tener rendimiento y alta liquidez .

Aunque las inversiones suelen ser vistas como instrumentos que requieren de grandes cantidades de dinero, existen opciones para todos los presupuestos. La gente no está ahorrando, ni siquiera una pequeña parte para el ahorro o patrimonio. Hay fondos de inversión que puede abrir desde 1,000 pesos; no necesitamos invertir millones, sino ser constantes , dijo el directivo.

En el caso de los fondos de inversión, Varela recomendó buscar horizontes de largo plazo, y una combinación de fondos de deuda y renta variable con el objetivo de poder dar juego a la parte variable, que pueden ser más rentables tomando en cuenta que las tasas están en sus actuales niveles.

Líbrese de deudas

Según la Encuesta Scotiabank sobre Aguinaldo 2014, 17% de los mexicanos utiliza la prestación para deudas, lo cual es sumamente recomendable siempre y cuando no seamos amantes de tropezar dos veces con la misma piedra.

Nuestras deudas no deben rebasar el rango de 30 a 35% de nuestro ingreso; no es malo endeudarse, de eso estoy convencido, siempre que sea de manera responsable , recomendó Varela.

Al final del año, añadió, es aconsejable reestructurar todas las deudas, revisar el portafolio de las mismas y determinar cuál es la mejor manera de financiar cada una, es decir, si será a través de un crédito personal o de nómina, por ejemplo, y sobre eso estructurar la capacidad de pago para nuestras deudas.

En este sentido, la Condusef recomendó que si desea liquidar deudas comience con las de corto plazo, como es el caso de las tarjetas de crédito, ya que podrá amortiguar los altos intereses que en-globen al saldarlas lo más pronto posible.

De este modo, podrá comenzar el año con una mayor libertad financiera al librarse de compromisos y planear sobre escenarios adversos.

Opte por una mayor libertad financiera

Conforme al artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo, antes del 20 de diciembre usted debería recibir su aguinaldo, que si bien oscila entre el monto equivalente al pago de una o dos quincenas, puede ser la base para comenzar el año con una mayor libertad financiera. Tres ejemplos de cómo puede lograr esto son:

  1. Empezar un fondo de emergencia. Esto se traduce en un ahorro de por lo menos seis meses de sueldo para afrontar cualquier tipo de emergencia, desde el desempleo hasta emergencias médicas. Si desea colocarlo en productos de inversión, es recomendable que sea en fondos de inversión de deuda de mediano plazo, para tener rendimiento pero también liquidez.
  2. Invertir a largo plazo. Hay fondos de inversión desde 1,000 pesos, por lo que no se necesitan grandes cantidades, sino constancia. A largo plazo puede buscar una combinación de fondos de deuda y renta variable para obtener mayores rendimientos con las tasas en su actual nivel.
  3. Pagar sus deudas. Puede comenzar con las de corto plazo, como las de sus tarjetas, para amortiguar los intereses al saldarlas lo antes posible. En el caso de pagos morosos de mayor plazo, es recomendable optar por un crédito personal, dado que financiar deudas con un plástico es más costoso.

[email protected]