La solicitud para la obtención de créditos en aras de la convivencia familiar se incrementa en épocas vacacionales, como Semana Santa o Navidad, por ello antes de contratar uno es importante investigar a las instituciones financieras, así como informarse sobre el método de pago.

La firma CREDIfiel, especializada en otorgar soluciones financieras, recomienda escoger una institución reconocida por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, para evitar ser víctima de fraude.

Aconseja, antes de contratar un crédito, elaborar un plan en el que se considere mes con mes el pago que generará, revisar el monto total y el plazo a liquidarlo, en caso de no poder cubrir las mensualidades, solicitar un monto que se adapte a las posibilidades y así no sentirse presionado.

Asimismo, tomar en cuenta que el crédito deberá tener una tasa de interés fija, y la vía por la cual será cobrada; recordar la fecha de pago del crédito, ya que el incumplirlo generará intereses y recargos que harán que la deuda se acreciente y no se pueda pagar en tiempo y forma.

Además, sugiere definir para qué se utilizará el préstamo, ya sea para cumplir con una meta como: remodelar la casa, comprar un auto, hacer un viaje o empezar un negocio.