Uno probablemente está muy ocupado, y tiene diferentes responsabilidades que requieren de la mayor parte de su tiempo. Pero la verdad es que uno siempre puede encontrar unos minutos para dedicárselos a las cosas importantes en nuestra vida.

Un padre suele encontrar momentos para estar con sus hijos, por más ocupado que esté. Muchas mujeres, brillantes profesionistas, suelen también encontrar tiempo para dedicarlo a su familia.

Sin duda, la seguridad financiera propia, y la de tu familia, es uno de los aspectos más importantes de la vida, y por ende hay que dedicarle un poco de tiempo.

Toma en cuenta que tus inversiones sólo necesitarán un poco de tu tiempo cuando empiezas, ya que junto con tu pareja y tu familia debes definir tus metas financieras a las que se destinarán los recursos obtenidos, y posteriormente deberás decidir cómo cumplirlas.

Pero una vez que has hecho esto, no necesitarás dedicar mucho tiempo para que las cosas funcionen adecuadamente. Y tan pronto como tu patrimonio comience a crecer, te darás cuenta de que el poco o mucho tiempo que dedicaste a esas inversiones fue muy bien utilizado.

Incluye las inversiones en tu agenda

Piensa en todas las cosas que haces cada día o cada mes, porque debes hacerlas. Pagar la renta o hipoteca y tus demás cuentas son asuntos que probablemente sean prioridad en tu lista.

Incluso, aunque hayas contratado sistemas de pago automático con cargo a tu cuenta de cheques, debes preocuparte por tener el saldo disponible para cubrir todas tus obligaciones financieras.

Invertir es algo similar a pagar tus cuentas. Sin embargo, en este caso la formula se invierte, pues en lugar de estar pagando un gasto que hiciste en el pasado estás abonando un enganche para tener un futuro financiero brillante.

Hay muchas formas de hacerlo, ya hemos mencionado algunas en colaboraciones anteriores. ?Es más, hoy en día se puede hacer de manera automática en algunos casos. Lamentablemente, esta práctica no está muy extendida en México; este asunto es uno de los grandes pendientes del sistema financiero.

A final del camino, eso es -en realidad- todo lo que necesitas hacer, una vez que has determinado la composición ideal de tu portafolio de inversión de acuerdo a tus metas financieras y al plazo de las mismas.

El tiempo es dinero

Las contribuciones regulares añadir poco a poco cierta cantidad a tus cuentas de inversión es la forma más segura para construir un patrimonio y asegurar tu seguridad financiera, siempre que se inviertan de manera inteligente (que es lo que realmente hace crecer nuestro patrimonio, de lo contrario no tendrá mucho sentido).

Por ejemplo, si inviertes 10% de su salario desde tu primer trabajo (digamos, a los 20 años), tienes una mucho mejor oportunidad de construir un buen patrimonio que si empiezas a hacer lo mismo a tus 30 o 40 años, gracias al poder del interés compuesto.

La clave es una buena asignación de activos

Hay muchos estudios que demuestran que más de 90% del éxito en nuestras inversiones y del rendimiento que obtendremos de las mismas depende de nuestra asignación de activos. Es decir, de determinar el porcentaje que invertiremos en instrumentos de deuda, renta variable, acciones globales y demás categorías existentes en el mercado y que hoy están al alcance de casi todos. La selección específica de instrumentos contribuye muy poco en el largo plazo (comparado con elegir instrumentos que repliquen a los índices -a los benchmarks- de cada categoría).

Por eso, repito, una vez que hemos diseñado nuestra asignación de activos, dar un mantenimiento adecuado a nuestras inversiones con el fin de hacer crecer nuestro dinero no nos toma mucho tiempo.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales. Twitter: @planea_finanzas