¿Su hijo comenzará su educación básica? ¿Ya decidió en qué escuela quiere que inscribirlo? ¿Contempló todas las opciones que tiene? Febrero es cuando se realizan preinscripciones e inscripciones escolares y si su hijo comienza con su educación básica es importante que usted evalúe ciertos aspectos antes de decidir dónde lo inscribirá.

El colegio que elija para la educación de su hijo es un punto clave para su futuro, ya que de ello depende el rumbo que tome su preparación para el desenvolvimiento de su futura vida laboral.

De acuerdo con Enrique Cruz Gómez, profesor investigador del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México, lo primero que tiene que preguntarse es: ¿qué es importante para usted? Es decir, tiene que cuestionarse los aspectos principales que usted valora o necesita de una institución educativa.

Evalúe sus propios ritmos, en la actualidad las familias han cambiado y con ello su rutina de vida. Por este motivo debe considerar los horarios que la escuela maneja.

Cruz Gómez aconsejó visitar las escuelas que usted está considerando con el fin de saber si éstas imparten el nivel de respeto, orden y calidad educativa que desea; asimismo, conocer cómo son los profesores (la preparación que tienen), cuál es el ambiente, qué prestigio tiene y las instalaciones con las que cuenta. En estos casos también puede ser de ayuda la opinión de un conocido o famliar, cuyos hijos estudiaron en esa institución.

Añadió que otro punto considerable es valorar el tamaño de los grupos de la escuela (entre menos sea el cupo de un grupo mayor es la atención para su hijo).

Una idea lógica es considerar como primordial el nivel académico que le puedan brindar las escuelas. Puede evaluar esto consultando cómo evaluaron a la escuela en la prueba ENLACE que la Secretaría de Educación Pública le realizó. Los resultados están en el portal: http://www.enlace.sep.gob.mx/ba/estructura_de_la_prueba/

El especialista aconsejó, si cuenta con los recursos, no reducir el tema a escuelas privadas, ya que también existen escuelas públicas de buena calidad. Compare qué educación obtendría su hijo desde el punto de vista público y desde el punto de vista privado.

¿CÓMO ES MI HIJO?

El profesor investigador del Tecnológico de Monterrey aconsejó que observe y conozca a su hijo, para ello debe preguntarse: ¿cómo es mi hijo? Busque un test de ayuda , con el fin de tener una idea que lo aproxime a conocer las habilidades que tiene y así buscar una escuela que potencilice dichas habilidades.

Desde cualquier nivel educativo puede buscar un colegio que podría potencializar las habilidades de su hijo y que también las estimulan. Hay escuelas que desde el nivel básico ya están encaminadas a ciertos sectores como la tecnología y el desarrollo de ella.

Otro aspecto muy importante es que desde el nivel básico reconozca -aunque suene precipitado- que existen escuelas que pueden preparar a su hijo para los retos que enfrentará en el mundo laboral, por ejemplo: liderazgo, diversidad en una perspectiva global, manejo de idiomas, conocimiento de otras cultúras y emprendimiento, por mencionar algunos.

Recuerde que la decisión que tome es importante para el futuro de su hijo, pero también para los futuros gastos que esta educación significarán para su bolstillo.

ELIJA SU MEJOR OPCIÓN

  • Escuelas con carácter religioso: (católico, cristiano y de la comunidad judía) en éstas por lo regular se hace referencia explícita a la religión y el culto, las costumbre que éstos dos conllevan están presentes en todo tiempo del horario de clases, tienen como fin unir a las familias con la misma convicción. Por lo regular son privadas.
  • PÚblica: casi todas las primarias de esta índole tienen horario de las 8:30 de la mañana a las 12:30 del mediodía e imparten materias que están en el programa básico (matemáticas, español, historia, ciencias naturales, geografía, educación física, cívica y ética).
  • Privada: la mayoría cuenta con horario de 8 de la mañana a 1 de la tarde e imparten el programa básico y materias extras como algún idioma (casi siempre es inglés), música y computación. Algunas son bilingües.
  • Escuelas públicas de tiempo completo: sus horarios son de 8 de la mañana a 4 de la tarde, imparten el programa educativo básico. La escuela se encarga de proporcionarle a su hijo los alimentos a la hora de la comida, por costos de alrededor de 17 pesos diarios. Ayudan al menor con la elaboración de su tarea y éste tiene actividades físicas extras, como natación dos veces por semana.
  • Escuelas privadas de tiempo completo: hay escuelas de este tipo con horarios de 7:30 de la mañana a 7 de la noche. Su hijo desayuna y come en la escuela (los alimentos tienen costo extra), cuentan con el programa básico de educación y algunas escuelas de este tipo son bilingües; además de enseñar un idioma extra como francés, tienen actividades como taekwondo, danza y piano; su hijo hace la tarea escolar también en la escuela. Hay colegiaturas desde 2,900 pesos.

claudia.cordova@eleconomista.mx