En el 2017, las mujeres mexicanas registraron un monto promedio de deuda en sus tarjetas de crédito de 124,000 pesos en promedio, situación que refleja su comportamiento y los retos que enfrentan al momento de administrar sus finanzas personales.

De acuerdo con la vocera de Resuelve tu Deuda, Kathy Quintero, “es importante evaluar cuál es nuestra relación con el dinero y descubrir cómo son nuestras deudas, para encontrar soluciones que no dañen nuestra economía”.

Señaló que según la más reciente Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), sólo 29% de las mujeres cuenta con un crédito formal y, de ese grupo, tres de cada 10 son tarjetahabientes en algún banco.

Además, al analizar los motivos por los cuales deciden no sacar un plástico, 40% de ellas respondió que no le gusta endeudarse, por lo que la idea del impago está muy presente antes de adquirir este producto.

En un comunicado, la especialista en finanzas personales mencionó que esa desconfianza es común entre las personas que ignoran el uso de un crédito, por lo que obtener una tarjeta debe ser resultado de una decisión meditada e informada.

Sin embargo, precisó que al revisar los datos de la ENIF, siete de cada 10 mujeres no compararon su plástico con otro antes de conseguirlo o no lo buscaron en una institución financiera distinta.

Asimismo, destacó que entre las cuentahabientes el uso de las tarjetas de crédito es moderado, ya que sólo 7% aseguró ocuparla más de cinco veces al mes. Al preguntar el motivo de su mesura, más de la mitad de las encuestadas dijo que no les gusta endeudarse. Por otra parte, reconoció que, a pesar de que existe cierta precaución en cuanto a las implicaciones del uso del crédito, Resuelve tu Deuda reporta que el monto promedio de deuda entre las mujeres que entraron al programa el año pasado es de 124,000 pesos.

En este sentido, dijo que las jóvenes millennials, que van de 20 a 35 años, tienen un monto de aproximadamente 94,000 pesos por persona; en cambio, las que forman parte de la Generación X, cuya edad se ubica entre 36 y 50, llegan a acumular un promedio de 127,000 pesos en obligaciones no pagadas. Añadió que la tendencia se hace muy marcada conforme avanzan las décadas, ya que las Baby Boomers o quienes tienen de 51 a 65 años acumulan un adeudo por 160,000 pesos.

Mientras tanto, la Generación del Silencio, es decir las mujeres más longevas, llegan a deber un promedio de 175,000 pesos.