Nos gusta el estilo y amamos las rebajas , dice el eslogan de una importante tienda departamental con el propósito de atraer a los usuarios a las ya tradicionales ventas de liquidación de enero.

Parece imposible decir que no a semejante provocación si, en efecto, a usted le gusta vestir bien y además ama las ventas de liquidación.

Pero para convertirse en el rey de las rebajas es necesario hacer mucho más que simplemente cazar ofertas. Se necesita tener en mente qué es lo que necesita para no gastar de más y además saber la temporada del año en que la mercancía puede salir más barata.

Si lo que necesita es ropa, un auto o tiene planeado salir de viaje, haga su plan desde ahora, conozca en qué periodos del año puede obtener mejores precios y domine el calendario de ofertas del 2012.

ENERO

Ropa de invierno. Las tradicionales rebajas de enero ocurren generalmente en las tiendas departamentales y principalmente en los departamentos de ropa y accesorios con las prendas de invierno.

Carlos Salcido, director de Mercadotecnia de El Palacio de Hierro, comentó que generalmente las rebajas comienzan desde finales de diciembre y terminan aproximadamente el 31 de enero. Estas baratas tienen una duración promedio de tres a cuatro semanas y hay tiendas departamentales que tienen campañas de rebajas sobre rebajas que duran sólo tres días.

MAYO

Aparatos eléctricos. Invierno es un periodo ideal para comprar aparatos como un aire acondicionado o una alberca inflable, que tienden a estar más caros entre los meses de mayo y septiembre, debido a las altas temperaturas del verano, comentaron especialistas del programa de Finanzas Prácticas de Visa.

JUNIO

Ropa de verano. Lizbeth Luis López, directora de Relaciones Institucionales de Grupo Inditex, la compañía de distribución de ropa que aglutina cadenas como Zara, Zara Home, Bershka, Pull & Bear y Massimo Dutti, comentó que generalmente las rebajas en estas temporadas comienzan los primeros tres días de junio, al igual que en enero.

Tienen una duración promedio de tres semanas, pero pueden llegar hasta cuatro, y permanecen hasta agotar la mercancía. Los descuentos pueden ser de hasta 50 por ciento.

AGOSTO

Agentes de ventas automotrices consultados comentaron que septiembre puede ser un buen mes para adquirir un auto porque en otoño se presentan los nuevos modelos del año próximo y los automóviles del año bajan de precio.

Los descuentos son principalmente en autos de seis o más cilindros, los denominados de segmento grande, con capacidad de siete pasajeros en adelante, debido a que los más vendidos son los autos compactos. El único inconveniente es que se hace de un auto de un año que está por finalizar.

NOVIEMBRE

Desde septiembre y hasta noviembre, los precios de los vuelos y hospedajes se abaratan ya que no es considerada temporada alta. Si desea salir, es más recomendable hacerlo durante los días más cercanos a noviembre para evitar el mal clima, sobre todo si su destino es playa. Si usted decide viajar en estas fechas podrá encontrar precios desde 20 y hasta 60% más baratos.

En diciembre, por ejemplo, los precios pueden subir hasta 50 o 60% , dijo Jaime Pérez, gerente de ventas de viajes Bojórquez Villa Coapa, quien además mencionó que los destinos más demandados, y por lo tanto los más costosos, son Cancún, Orlando, Las Vegas y Nueva York.

¡LO QUIERO Y LO QUIERO YA!

Especialistas aseguraron que no siempre es bueno aprovechar las ofertas de inicio de año, ya que se tienen que tomar en cuenta diversos puntos para definir la conveniencia de la compra.

1. Para que una compra con rebajas sea realmente provechosa, lo primero que debe preguntarse es si realmente necesita el artículo o no.

Si realizas una compra que no necesitabas o no habías planeado, lo que haces es un gasto con descuento, no un ahorro , dijo Sofía Macías, vocera del programa Consumo Inteligente de MasterCard.

2. Conozca su capacidad de endeudamiento. La especialista recomendó que si sus pagos mensuales a la tarjeta de crédito ya superan 30% de sus ingresos al mes, entonces ni se acerque a las tiendas porque su capacidad de endeudamiento ya está rebasada.

3. Revise su clóset. Tal vez se dará cuenta de que no necesita hacer más compras. Eso le servirá para usar prendas que tenga olvidadas.

4. Ropa indispensable. Los expertos coincidieron en que artículos como ropa para el trabajo o la escuela serían una buena inversión y muchas veces son compras que no pueden postergarse. En este caso sería una buena opción de compra, pero no lo use como pretexto para comprar prendas innecesarias.

5. Los duraderos. Puede aprovechar las ofertas para adquirir artículos duraderos que necesiten ser cambiados, como un refrigerador, un colchón, una licuadora, una plancha, una lavadora, una televisión, entre un sinfín de artículos que son de uso constante y cuya compra no se puede postergar por mucho tiempo. Debe analizar bien el gasto.

6. Recupérese de la cuesta del primer trimestre. Abraham Vergara, académico del Centro de Estudios Económicos de la Universidad Iberoamericana, recomendó que si usted quiere renovar su guardarropa es recomendable esperar a recuperarse de los gastos recientes y aprovechar las rebajas posteriores, debido a que en el año hay más de una oportunidad.

ilse.santarita@eleconomista.mx