Cuando se adquiere un aparato electrónico como un teléfono inteligente, una computadora o televisión, al terminar su vida útil son desechados, sin embargo, el aumento constante de este tipo de basura tecnológica llevó a crear conciencia sobre reducir este tipo de desechos y contribuir al mejoramiento del medio ambiente.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la economía circular está relacionada al consumo sostenible, es decir, que no dañe al medio ambiente ni a la sociedad y que permita la reducción de residuos o desechos electrónicos.

“El principal objetivo de la economía circular es aprovechar al máximo los recursos y que sean reintroducidos nuevamente al sistema de producción para así disminuir los residuos o desechos electrónicos”, refiere.

¿De qué manera puede contribuir este tipo de economía en sus finanzas personales? La Profeco destacó que en el caso de sus aparatos electrónicos, éstos pueden prolongar su vida útil valiéndose de la garantía y con ello, evita un gasto extra en caso de alguna falla.

“Una forma para prolongar la vida útil de los dispositivos adquiridos, es hacer válida la garantía ya que con esta se puede respaldar el producto en caso de que sufra alguna falla o defecto atribuible a la fabricación por un tiempo determinado”, detalló la procuraduría en su estudio Economía Circular en Materia de Telecomunicaciones.

De acuerdo con la dependencia, la garantía es importante ya que se obliga a los fabricantes reemplazar cualquier pieza o componente del dispositivo sin costo adicional para las personas.

De acuerdo con la Profeco, la garantía es importante para contribuir con la implementación de la economía circular ya que con esta, se obliga a los fabricantes a reemplazar cualquier pieza o componente del dispositivo sin costo adicional para las personas.

finanzas.personales@eleconomista.mx