Después de toda la volatilidad que hemos visto gran parte del 2011 y la que puede venir en el 2012, hay cosas que se presentan atractivas para diversificar el portafolio de inversión. Es muy factible que Grecia continúe dando la nota; es muy probable que en Estados Unidos las discusiones -presupuestales y fiscales- tengan un desencuentro, como lo vimos el año pasado. Asimismo es factible que muchos analistas vaticinen la llegada de una nueva recesión en nuestro vecino del norte, pero la visión que podamos tener del 2012 le brinda a usted una oportunidad para conformar un portafolio de inversión que, si bien tiene riesgos, pensamos que éstos son menores a los que existieron hace algunos meses.

Déjeme plantearle el escenario que creemos más posible: mucha volatilidad en la eurozona pero lograrán ponerse de acuerdo, ayudan a Grecia por enésima ocasión. Recesiones muy importantes en Italia, España, Portugal e Irlanda; aunque Francia y Alemania siguen siendo el motor y salvan a la Unión Europea. También es muy importante decir que este año van a lograr unidad fiscal. En pocas palabras: mismos impuestos, así como disciplina en el gasto.

En lo que se refiere a EU, el crecimiento será moderado pero el escenario de recesión se aleja. Muy probablemente las cifras mejoren, lo que le dará fuerza al presidente Obama para reelegirse. De la mano, México también crecerá. Mediocremente, pero crece.

¿Qué hacer, de darse este escenario? Como en ningún caso hemos dado buenas noticias, hay que invertir con moderación, ya que los riesgos están latentes; pero si no tomamos riesgos tampoco habrá oportunidades.

A los niveles actuales del tipo de cambio, empieza a tener sentido comprar algo de dólares con el objetivo de poco a poco ir acumulando con el fin de llegar a un 30 por ciento. De la misma forma, recomendamos -dependiendo de su aversión al riesgo- entre 10 y 20% en un portafolio de acciones muy sólidas; empresas de gran capitalización o preferentemente que decreten el pago de dividendos. El 50/60% restante debe ser invertido en un portafolio de renta fija que compre emisiones de mediano y largo plazo, respaldadas por gobierno federal de preferencia.

La oportunidad y decisión de diversificar una inversión se antoja más fácil en estos días, a diferencia de hace algunos meses, cuando el panorama era sombrío.

Todo lo mencionado, recuerde, depende mucho de la etapa de vida en la que usted se encuentra y de factores tales como edad, ingreso y, por supuesto tolerancia al riesgo. Lo más importante es tener un muy buen asesor profesional y que juntos diseñen el portafolio más conveniente.

*El autor es Director General de Somoza Finamex