Las fiestas decembrinas son sinónimo de alegrías, cenas, regalos y vacaciones; además de ser una de las épocas en las que más gastan las familias mexicanas. De acuerdo con datos de la plataforma global de préstamos en línea Ferratum, los mexicanos destinan hasta 48% de su presupuesto mensual para cubrir las compras de las cenas de fin de año, obsequios y viajes.

Durante este periodo, una buena pregunta es analizar cómo hacer frente a esos gastos: si con el aguinaldo, la tarjeta de crédito, en efectivo o pedir un préstamo a una institución.

Gerardo Obregón, director de la página de préstamos en línea Prestadero, explicó que la recomendación es no endeudarse y dependiendo del tipo de producto a adquirir, lo mejor es pagar de contado.

Si bien durante esta época se ofrecen muchas promociones como meses sin intereses y descuentos, la opción podría ser pagar con su  tarjeta de crédito y después saldar de manera total el adeudo para no generar intereses. 

Sin embargo, es importante que el consumidor no olvidesumar los montos de pagos que ya tiene comprometidos con su plástico para evitar tener problemas financieros pasando estas fechas. 

Los meses sin intereses pueden ser buenas ofertas y una buena opción si tiene la disciplina de pagar mes con mes, el problema es que en ocasiones esos mismos gastos se le van de las manos y lo que inició como una promoción empieza a generar el interés que no tenía planeado pagar”, aseguró.

Detalló que al momento de hacer la compra puede que parezca muy atractivo pero si no considera los gastos normales como domiciliaciones, al final pagará más de la cuenta.

Consideró que si bien es benéfico pagar algunos productos en efectivo, el cliente también se podría perder algunas promociones que solamente aplican a los plásticos.

Alejandro Saracho, director de la consultoría de educación financiera Reconfiguración Financiera, aconsejó que si se piensa utilizar un plástico de crédito, lo mejor es siempre ser totaleros, lo que ayudará mucho para evitar generar una bola de nieve con las deudas adquiridas.

¿Qué conviene?

Respecto a la diferencia entre un crédito personal y uno de nómina, el director de Prestadero señaló que se debe comparar la tasa y condiciones de cada uno para determinar cuál conviene más.

Recomendó que en caso de presupuestar muchos gastos durante estas fechas y si el comprador analiza la opción de pedir un préstamo, el mejor es un crédito personal porque, comparado con una tarjeta, su tasa de interés puede resultar un poco más baja. 

Durante esta época de promociones y ofertas, Obregón señaló que lo mejor es comparar precios y productos en diferentes comercios para ver quién tiene los mejores.

Evite gastar de más

Saracho recomendó que antes de comprar, el consumidor tenga claro un presupuesto máximo que va a gastar y para qué.

Puede ser que lo gaste para comprar los regalos de Navidad, pero es importante que tenga un monto máximo para esas compras. Una vez que tenga planeado sus gastos, no salirse de esa planeación”, enfatizó.

Indicó que se debe analizar el artículo a comprar, ya que si se trata de un objeto a largo plazo, puede resultar benéfico, pero si se trata de una compra como bienes perecederos, no vale la pena.

Priorice compras

A decir del especialista, antes de comprar es importante saber si lo que se va a consumir realmente lo necesita o sólo lo quiere, lo cual puede ser el diferenciador.

Indicó que se debe de tomar en cuenta en el uso de la tarjeta de crédito el límite. Si paga más de 30% de sus ingresos en deuda al mes, está fuera de control, lo que puede derivar en una bola de nieve y afectar las finanzas a largo plazo.

Época de gastar y compartir

  • 32% de los usuarios destina su aguinaldo para pagar sus deudas
  • 52% de los mexicanos compran online para Navidad y Año Nuevo
  • 49% compra con su tarjeta de crédito en estas fechas, según Condusef
  • 4 de cada 10 mexicanos prefieren comprar las dos primeras semanas de diciembre
  • 1,200 pesos es el gasto promedio de compra en regalos de Navidad

[email protected]