Cuando de salud se trata, trabajar por cuenta propia o estar desempleado no son impedimetos para estar asegurado y así evitar desfalcos por urgencias médicas.

Si usted es trabajador independiente o se encuentra desempleado y actualmente no realiza aportaciones a ningún instituto de salud, puede contratar la atención médica que brinda el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de manera voluntaria.

Se llama Seguro de Salud para la Familia y es un esquema que le permite protegerse a usted mismo y a su familia por enfermedades y maternidad, pagando cuotas anuales anticipadas que pueden ir desde 1,371 a 3,604 pesos al año. (Vea tabla anexa con costos).

Este seguro tiene, como cualquier otro seguro contratado con una compañía, exclusiones y tiempos de espera, explicaron asesores del Instituto.

Es decir, el IMSS atenderá ciertas enfermedades sólo si se presentan después de determinado periodo, que puede ir de seis meses a dos años, según el padecimiento. (Vea tabla anexa con tiempos de espera).

Una vez concluido el plazo para cada caso, el asegurado y los beneficiarios podrán recibir toda la atención si se presentaran dichas enfermedades. Además, no impide que los asegurados puedan recibir atención médica por otros padecimientos o tratamientos.

BUENA NOTICIA PARA QUIENES YA COTIZARON

Según el Reglamento de la Ley del Seguro Social en Materia de Afiliación, clasificación de empresas, recaudación y fiscalización, las restricciones médicas (enfermedades excluidas) y los tiempos de espera no aplican para el asegurado ni sus beneficiarios cuando éste haya cotizado 52 semanas previas a la fecha de baja y la inscripción se realice dentro de los 12 meses posteriores. Por su parte, los trabajadores que nunca hayan cotizado o que deseen hacer su inscripción después de dichos 12 meses de gracia no podrán ser asegurados si padecen enfermedades preexistentes como tumores malignos, enfermedades crónico degenerativas como complicaciones de la diabetes mellitus; enfermedades de hígado o insuficiencia renal crónica; adicciones o Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, entre otras.

¿QUIÉN DEBE REALIZAR EL TRÁMITE?

La solicitud debe realizarse por la persona que desea adquirir el seguro y proteger a su familia directa o a familiares adicionales.

Se entiende por familiares directos a la esposa o concubina (o), hijos, padre y madre.

Y por familiares adicionales a los abuelos, nietos, hermanos, primos, hijos de los hermanos (sobrinos), hermanos de los padres (tíos).

El trámite de inscripción no tiene costo y el plazo de respuesta del trámite se realiza el mismo día, siempre y cuando la documentación que se presente sea correcta y esté completa.

La vigencia de la cobertura del Seguro de Salud para la Familia es de un año a partir del primer día del mes siguiente al de la fecha de la inscripción al seguro.

TIEMPOS DE ESPERA

Los asegurados podrán recibir atención por parte del Instituto sobre los padecimientos y tratamientos señalados a continuación, sólo una vez transcurridos los tiempos de espera.

Seis meses:

Tumoración benigna de mama.

Diez meses:

Parto.

Un año:

Cirugía de padecimientos ginecológicos.

Cirugía de insuficiencia venosa y várices.

Cirugía de senos paranasales y nariz.

Cirugía de amígdalas.

Cirugía de hernias, excepto hernia de disco intervertebral.

Cirugía de estrabismo.

Entre otros.

Dos años:

Cirugía ortopédica.

DOCUMENTOS PARA INSCRIPCIÓN

Para realizar el trámite de inscripción al Seguro de Salud para la Familia debe acudir con los siguientes documentos a la subdelegación del IMSS más cercana.

1. Identificación oficial.

2. Para menores de edad es suficiente presentar el acta de nacimiento.

3. Acta de nacimiento, en original y copia.

4. Comprobante de domicilio reciente (hasta tres meses atrás).

5. Tres fotografías tamaño infantil.

6. Cubrir en el banco las cuotas del seguro a contratar. El IMSS le indicará el monto y el lugar donde deberá realizar el pago.

7. Llenar el cuestionario médico por persona a asegurar, ya sean familiares directos o adicionales.

[email protected]