En México existen diversas plataformas que permiten a las personas invertir en línea en una gran variedad de instrumentos como Cetes, acciones de México y del mundo que cotizan en nuestro país a través del Sistema Internacional de Cotizaciones, Exchange-Traded Fund (ETF) y fondos de inversión.

Esto permite dar acceso al mercado de inversiones a muchas personas: aunque cada empresa maneja sus propios montos mínimos, hoy en día se puede acceder al mercado de valores desde sólo 100 pesos.

Pero también es necesario evaluar los contras. En este caso, la desventaja sería que no hay ningún tipo de asesoría, uno toma sus propias decisiones sin ningún consejo un experto en el ramo. Hay casos en donde a cambio se ofrece acceso a material de análisis; otros sitios tienen su blog de ayuda y en algunos otros casos incluso hay cursos sencillos que nos ayudan a por lo menos darnos una idea de cómo funciona el mercado y cómo es la mejor manera de manejar y cuidar nuestro dinero cuando lo tenemos en alguno de estos instrumentos.

Pero hay aspectos que siempre es importante tener en cuenta para no descuidar o desproteger nuestro patrimonio.

Si vamos a invertir en línea, valdrá la pena tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Tener muy claros nuestros objetivos de inversión; es decir, saber qué es lo que queremos lograr con el dinero que vamos a invertir y en cuánto tiempo lo vamos a necesitar. Eso nos permite saber, de una manera por lo menos intuitiva, cómo debemos invertir nuestro dinero, así como nuestra selección de instrumentos y estrategias.

Por ejemplo: si es una inversión de corto plazo (nuestro fondo para emergencias), necesitaremos instrumentos con una liquidez muy alta y el menor riesgo posible. Pero si es una inversión de largo plazo, como el retiro, entonces podemos invertir en instrumentos de mayor plazo y podremos asumir un poco más de volatilidad a cambio de un mejor rendimiento potencial.

2. Tener una estrategia. Una de las grandes ventajas de las inversiones en línea es que podemos aplicar una gran variedad de estrategias. Podemos operar de manera conservadora, construir un asset allocation adecuado y efectuar muy pocos movimientos, o bien podemos hacerlo como trader, entrando y saliendo del mercado de manera diaria.

¿Eres un inversionista patrimonial y te enfocas principalmente en alcanzar tu objetivo? O bien, ¿eres un trader y te centras en hacer muchas operaciones para tratar de lograr un rendimiento diario?

3. Elegir a nuestro intermediario de manera inteligente, cuidando los costos. Es conveniente encontrar la combinación adecuada. Hay plataformas que únicamente cobran una comisión baja por operación, pero tienen un monto mínimo elevado. Otras cobran cuotas anuales o de administración, con un monto más accesible.

Por eso es importante comparar, nos lleva unos minutos hacerlo si visitamos la página de Internet de los diferentes competidores: Accitrade, Bursanet, Kuspit, GBMHomebroker, Scotiatrade, e-Vector, entre otros.

También hay que comparar lo que nos ofrecen. Existen operadores que sólo permiten operar órdenes a mercado o limitadas; otros tienen un abanico más amplio, incluyendo órdenes tipo stop loss o trailing stop, que son importantes para cuidar el riesgo. Unos tienen herramientas de análisis y de noticias, otros no.

4. Empieza a operar de acuerdo con la estrategia que hayas definido. Una vez que hemos elegido la plataforma y hemos abierto una cuenta, podemos empezar a operar, siempre siguiendo nuestro plan, la estrategia que nos hemos trazado con mucha disciplina.

Lo peor que podemos hacer es invertir siguiendo nuestros sentimientos o emociones, porque muchas veces nos hacen tomar decisiones equivocadas. La metodología y la estrategia son esenciales. Siempre debemos tener una razón poderosa para entrar o salir del mercado, o bien para comprar o para vender un instrumento. Al no tener ningún tipo de asesoría, engañarnos a nosotros mismos puede ser muy fácil.

5. Aprende de tus errores. Todos cometemos tropiezos, incluso los inversionistas más renombrados. Lo que hace la diferencia es aprender de ellos y no volver a cometerlos.

La inversión la vida completa es un proceso de aprendizaje. Siempre podemos ser mejores, si tenemos la capacidad de aprender.

Te invito a visitar mi página: http://www.PlaneaTusFinanzas.com, el lugar para hablar y reflexionar sobre finanzas personales.

Twitter: @planea_finanzas