Aunque viajar por aire puede reducir el tiempo de traslado hasta en 93% dentro del país, los mexicanos prefieren medios de transporte como el autobús, los cuales generan ahorros de hasta 78% del costo de un viaje.

De acuerdo con un estudio realizado por la página de reservas por Internet Reservamos.mx, en la que se muestra el detalle de las preferencias en medios de transporte en las 10 principales ciudades de origen, conforme incrementa el porcentaje de ahorro en dinero, aumenta la elección de viajes por autobús.

Cuando viajar por autobús supone un ahorro de más de 60%, alrededor de 95% de los usuarios prefiere este medio de transporte, mientras que cuando el ahorro es de cero a 20%, la preferencia es de 63 por ciento.

Esto podría explicar por qué, a pesar de la distancia, en ciudades como Morelia 89% de los viajeros prefiere desplazarse por tierra a destinos como Tijuana, a pesar de que puede tomar de 24 a 27 horas.

Un caso similar se ve desde la ciudad fronteriza hacia la Ciudad de México y Guadalajara, traslados en los cuales 80% de los viajeros prefieren desplazarse vía terrestre, a pesar de que en avión se ahorra 90 y 88% de tiempo, respectivamente.

Sin embargo, existen casos en los que optar por un viaje en autobús supone una pérdida de dinero, contrario a lo que podría esperarse.

Ejemplo de ello es un viaje de Puebla a Monterrey que, de acuerdo con la plataforma, es 15% más caro que en avión. Lo mismo ocurre con un viaje de Guadalajara a Tijuana, trayecto que es 4% más caro recorrer en autobús que en avión.

En tanto, los viajeros reservan con 4.3 días de anticipación sus viajes en autobús, mientras que en vuelos la antelación es de 24.9 días en promedio.

Cabe mencionar que el costo promedio de un viaje en autobús es de 588 pesos, mientras que en avión implica un desembolso de 1,839 pesos.

Haga su viaje más barato

Independientemente de qué medio de transporte elija para transportarse en un viaje, la plataforma recomienda que considere los costos de comidas, los traslados de su casa al aeropuerto o terminal e, incluso, cómo se moverá en el destino.

Esto representará el gasto total aproximado del viaje y le dará una idea más real de cuánto debe invertir y si tiene la capacidad de costear todo sin generar dificultades económicas posteriores , agrega.

Asimismo, recomienda ser moderado con la compra de souvenirs, ya que, advierte, son un gasto casi inevitable para los viajeros, pero tampoco deben ser el mayor porcentaje de sus compras. Si está decidido a comprarlos, analice los precios en diferentes establecimientos sin apresurarse y no compre en el aeropuerto o terminal .

finanzaspersonales@eleconomista.com.mx