Los mexicanos prefieren destinar el pago del aguinaldo en las compras para Navidad y Año Nuevo antes que ahorrarlo o pagar deudas, y el gasto aumenta en regalos y bebidas alcohólicas, reveló un estudio de Kantar TNS.

A pesar de esto, los mexicanos desembolsarán menos en regalos que el año pasado, ya que el gasto promedio este año fue de 3,289 pesos para seis obsequios en promedio, mientras que en el 2015 este monto osciló en 3,517 pesos para la misma cantidad de productos.

La agencia de investigación de mercados informa que, de acuerdo con un estudio anual sobre las fiestas decembrinas, la distribución del gasto se realiza con un desembolso que aumenta en regalos y bebidas.

Según el documento, 26% del gasto es para los obsequios, 19% en la cena y una proporción similar en viajes, en tanto que 9% se destina a bebidas alcohólicas.

Dentro del segmento de regalos la consultora observa un incremento en la compra de videojuegos y se reduce la de juegos infantiles.

Refiere que los encuestados prefieren regalar ropa, zapatos, juguetes, chocolates, galletas, pan de dulce, perfumes, libros, videojuegos y celulares, principalmente.

Kantar TNS informa que resulta interesante observar el incremento en los videojuegos, pues tienen 25% de preferencia, seis puntos porcentuales más respecto de 19% del año pasado; y, en cambio, la preferencia en juguetes decreció, ya que pasó de 58 a 45 por ciento.

Debido a los gastos realizados en regalos y festividades, y ante la incertidumbre del siguiente año, 76% de los encuestados dijo querer ahorrar más dinero el siguiente año; a 61% le gustaría aumentar sus ingresos, y sólo 3% dijo carecer de propósitos para el 2017.

Aumenta uso de tarjetas

El estudio también mostró que el uso de las tarjetas de crédito para la compra de los regalos se incrementará con respecto de los años pasados, dado que 28% de los entrevistados indicó que utilizará esta forma de pago, un aumento respecto de 26 y 18% del 2015 y 2014, respectivamente.

Aunque, matiza la agencia, la forma de pagar más utilizada será el efectivo, con 54% de preferencia entre los encuestados, y el resto de las compras se realizará con tarjetas de débito, en 24% de las ocasiones.